Ingrese

logo tatuytv

10años pagina

[MEMORIA LIBRE] ¿Crisis Relativa o Estafa Absoluta?

Compartir
salario-vs-dt2017

“Nunca la situación está tan mal como para no dejarnos hacer” Juan Puig.

Crisis absoluta gritarán algunos: todos los precios absolutamente fuera de control, desaparición del efectivo, escasez o sobreprecio de medicinas, centros de salud sin suministros, obstáculos para la distribución de los claps y otros alimentos, cortes de luz recurrentes pero impredecibles, destrucción de cableado telefónico, caídas de las señales de radio, del teléfono y de internet, oscuros problemas para la distribución de combustibles, incluyendo la gasolina para transporte en general, el gasoil para el transporte público y el gas para consumo doméstico. Aún sin la anunciada estampida migratoria o la, obviamente neutralizada, explosión de violencia armada, tendríamos suficiente para anunciar la crisis. Porque emigración hay y violencia criminal también.

¿No es eso una crisis absoluta?. No. No es absoluta. Es relativa y, si permiten, trataremos de explicar el porqué. En general, tenemos un problema con la percepción de lo absoluto y lo relativo. Lo absoluto se refiere a lo que se sostiene por sí mismo. Estrictamente, no sabemos si existe tal cosa. Cualquier fenómeno parece estar, aún sutilmente, conectado con otros. Pero, en términos prácticos, se puede decir que un valor absoluto es una referencia de la que nadie duda. Como la masa de Sol o la velocidad de la Luz. Por eso, no deja de sorprender la forma de la queja habitual entre nosotros, sobretodo entre los más viejos: “¿viste el precio del queso?. Y, ¡Qué caros están los huevos!”. Como si esos precios fuesen valores absolutos, que deben apabullar y aplastar con sus magnitudes definitivas. La masa del Sol es 1,989 × 10^30 kg[1] y no hay nada que Ud. pueda hacer al respecto.

Lo cierto es que esos valores son relativos. Los precios son relativos al ingreso. Ud probablemente no se enteraría de la inflación si su ingreso se ajustara de la misma manera. Así que uno siente el nuevo costo como un mordisco mayor a una parte de uno que normalmente sigue siendo del mismo tamaño. Aquellos que pueden ajustar lo que cobran para remediar la inflación no lo sufren (tanto). Los académicos lo llaman homologación.

Pero si ese problema de percepción fuese la razón para hablar de crisis relativa, sería una necedad académica. Tampoco es razón, por cierto, decir que el salario sí aumenta. Como sugiere la imagen roja arriba y como reportamos el año pasado[2], el ritmo de crecimiento del salario mínimo, impulsado por el gobierno, es muy lento comparado con el ritmo de aumento de los precios que dicta el índice dólartoday (en azul), al que todos los comerciantes que conocemos se sujetan. Desde luego, esas curvas no se pueden comparar directamente. Entre ellas media una dinámica que sigue estando oculta para la mayoría de las ciudadanas y ciudadanos de este país. No sabemos cómo los precios se ajustan para devorar el salario más eficientemente. Solo podemos ver, impotentes, que sigue ocurriendo.

La crisis es relativa porque no todos la sufren. Algunos se ha provisto de los medios para aislarse de la crisis. El más evidente es la capacidad de fijar el precio de lo que sea que venden. Muchos se quejan de que aún fijando el precio de acuerdo al dólartoday no les alcanza para reponer su inventario. Pero todo comerciante astuto entendió que no es el índice del día el que debe usar, sino un estimado de ese índice para el momento en el que le toque comprar de nuevo. No es una ciencia exacta. Es cada vez más difícil de predecir con esa curva exponencial. Pero si Ud tiene un amigo en dólartoday, no tendrá problemas. Así que tenemos grandes artistas en el negocio de estimar ese valor.

Curiosamente, algunos de esos artistas de la estimación de dolartoday están o han estado en el gobierno. Los extranjeros, desde luego, no tienen porqué sufrir la crisis causada por la locura cambiaria. Al contrario, mientras más se devalúe nuestra moneda, más podrán comprar en nuestro país con la suya. Así que, digamos, un estadounidense, que vive en su país y gana en dólares, no tendría ninguna motivación para oponerse a dólartoday. Pero imagine que ese estadounidense conoce bien a Venezuela porque nació en el estado Falcón y tiene allí algunos intereses personales. Ese estadounidense estará sumamente interesado en que la cotización del dólar siga creciendo mientras él compra toda la península de Paragüaná. Uno así era el Presidente de CITGO, la filial de PDVSA que distribuye gasolina en los EEUU, desde aquella gestión del Ministro Rafael Ramírez, quien una vez prometió aplastar el dólar paralelo. No sólo no sufren la crisis. La aprovechan. dolartoday es una estafa. Pero el gobierno no nos proteje. Y vemos las razones de algunos de sus funcionarios.

La estafa es absoluta porque nos roban a todas y a todos los venezolanos. No es claro cómo es que dolartoday empuja la inflación. Sin acceso a los datos reales, es imposible precisarlo. Pero uno puede tratar de explicarlo[3]: El dinero circulante, billetes y monedas, representan el valor de todo lo que produce el país. Es una relación dinámica porque, desde luego, lo que se produce puede cambiar de un momento a otro. Pero también porque el gobierno, si controla el dinero, podría imprimir más billetes “que los que deberían ser” falsificando la relación a su favor. Esta es una causa clara de inflación, pues el sistema “se entera” de la trampa y los que pueden ajustan sus precios. Como explica K. Marx, al imprimir más billetes que los que “deberían ser” los circulantes representaran menos valor que los que circulaban antes, obligando a los que venden a pedir más que lo que pedían antes. Ese es uno de los orígenes de la inflación en una sociedad capitalista. Pero no es el único.

La inflación no tendría que conectarse con la divisa extranjera si el país tuviera la madurez necesaria para defender su valor soberanamente. Pero en el tercer mundo es normal que midamos el valor de nuestras monedas frente a las monedas de los países dominantes. Esa es la conexión entre la inflación, el valor nacional y la divisa extranjera. Si creemos que nuestra moneda no vale y no puede valer mucho, algunos intereses pueden empujar la inflación si, además, controlan la cotización de la divisa.

Pero usemos el método aceptado. Digamos que este país solo produce petróleo, cómo creen algunos. El costo del barril (en dólares) cayó el año pasado y se ha recuperado lentamente en este. Pero los niveles de producción son, por todo lo que se sabe, más o menos los mismos. ¿Cómo, entonces, ocurre que el valor de la moneda nacional respecto a la divisa se derrumba a tan azorado ritmo, mucho mayor que el año pasado?. Es mentira. Es una estafa. Y caemos indefensos, como ovejas en matadero.

Remembranza
Nos hacen creer que nuestra moneda no vale nada y no tenemos cómo resistir esa creencia. Es la historia contemporánea de Venezuela. El discurso oficial, en las propias palabras del Presidente, es errático, difuso, impreciso y, por tanto, nada persuasivo. Pero no podría ser de otra manera con altos directivos de gobierno a favor de dolartoday. Ahora tendrá que superar su propia crisis de credibilidad camino a las elecciones. Es claro, además, que dolartoday lo está cazando. La única acción de Maduro que tuvo algún efecto sobre el índice forajido fue el anuncio de aquellas casas de cambio venezolanas en la frontera que produjo una ligera caída después de una subida en la “cotización” (ver pico en la imagen, entre agosto y septiembre). Eso es lo que quieren.

Estamos en guerra. Los efectos son tan claros que no podemos dejar de contemplar la derrota. Derrota que parece venir de manos de los traidores. Es la clásica prueba para quien quiere gobernar. Las condiciones, sin embargo, son excepcionalmente difíciles pues la erosión extrema del valor puede llevarnos a conductas irracionales sin precedentes. Ya hemos visto, por ejemplo, la muerte del servicio público. No será fácil recuperarnos de eso.

Para superar la desconfianza, ya lo dijimos[4], el gobierno podría apelar a la apertura y la transparencia. La criptomoneda, el Petro, es una buena estrategia en esa dirección pues una plataforma blockchain bien constituída puede ofrecer un equilibro perfecto entre la total transparencia de las operaciones financieras y la privacidad de los involucrados. Es probable, sin embargo, que entre consejeros del gobierno de Maduro se imponga la opinión de que hay ciertos detalles, como acuerdos con ciertas empresas, que no deben ser conocidas por el Pueblo. Si se impusiera esta opinión, todas las ventajas de una Blockchain quedarían anuladas. Y también la democracia.

¿Qué hacer? Sobrevivir, contra todo pronóstico. 


[1] https://es.wikipedia.org/wiki/Masa_solar La masa del Sol como unidad de medida
[2] http://www.tatuytv.org/index.php/analisis-y-opinion/memoria-libre/2982-memoria-libre-punto-de-quiebre Punto de Quiebre
[3] http://www.tatuytv.org/index.php/analisis-y-opinion/memoria-libre/2667-memoria-libre-el-imperio-de-la-inflacion El imperio de la inflación.
[4] http://tatuytv.org/index.php/analisis-y-opinion/memoria-libre/3856-memoria-libre-revalorando-nuestra-economia-superando-a-dolar-today Revalorando nuestra Economía
     http://tatuytv.org/index.php/analisis-y-opinion/memoria-libre/3760-memoria-libre-el-dilema-de-juan-y-la-solucion-salomonica El dilema de Juan y la Solución Salomónica
     http://tatuytv.org/index.php/analisis-y-opinion/memoria-libre/3371-memoria-libre-datos-abiertos-y-rentables Datos Rentables y Abiertos.
Compartir