Ingrese

logo tatuytv

10años pagina

[OPINIÓN] El internacionalismo solidario como prioridad para enfrentar al Imperio

Compartir

aska 1.jpg 1718483347

“Cada vez se hace más necesario que la solidaridad internacionalista se convierta en una divisa inseparable de los movimientos populares del continente”. La frase fue una de las más repetidas, con diversas variantes de estilo y procedencia territorial. No es para menos, ya que el Encuentro continental de la Coordinación Política de los Movimientos hacia el ALBA recoge en su esencia las mejores tradiciones del internacionalismo solidario que inscribió el Che en su legado: “Porque la solidaridad es la ternura de los pueblos”. Y es precisamente en ese campo, donde países como Venezuela Bolivariana, asediada por Estados Unidos y la Unión Europea con su batería de sanciones, o Cuba socialista, sobre la que Donald Trump incrementa el bloqueo más  prolongado y repudiado del planeta, que se convierten en prioridades a la hora de sumar apoyos en sus dignas causas.

A Pedro Franco, delegado de República Dominicana, puso énfasis en comentar como todo un logro la Asamblea de Pueblos del Caribe (APC) y también un encuentro del ALBA regional, que deliberaron con 21 países que ratificaron la idea de darle visibilidad a una región que, a pesar de la ofensiva contra Venezuela y Cuba, los países caribeños siguen dando la batalla. Relató un homenaje al Día Nacional del Creole, “que no es una lengua solo de Haití, sino que la reivindicamos como la de varios países del Caribe”.

También, entre testimonio y testimonio, y el afinar la estrategia para enfrentar nuevas luchas frente a la ola derechista y la aplicación de recetas fondomonetaristas, se pudo escuchar la voz militante de los dirigentes haitianos Camille Chalmers y Jean Baptiste Chavannes, quienes además de haber sido puntales del reciente encuentro de países caribeños en República Dominicana, relataron las continuas penurias que vive Haití por la continuidad de gobiernos títeres de los Estados Unidos. “A pesar de ello, la resistencia de nuestro pueblo no cesa”, y ahora son los trabajadores y trabajadoras las que no abandonan la calle con sus demandas reivindicativas o denunciando la presencia de la Minujusth (cuerpos policiales de unos 1300 hombres de países de la ONU, que reemplazan a los soldados de la anterior Minustah).

Otro tema de atención permanente de los integrantes de ALBA Movimientos sigue siendo Colombia, donde el incumplimiento sistemático por parte del gobierno de Juan Manuel Santos de los acuerdos de paz firmados con las FARC en La Habana, siguen provocando angustia y no pocos dolores en una población que tiene derecho a resurgir de las cenizas de la guerra. Los continuos asesinatos de dirigentes populares colombianos se ha convertido en un peligroso síntoma por culpa de un paramilitarismo que quiere quebrar a punta de impunidad criminal la buena voluntad demostrada por la insurgencia a la hora de cumplir a rajatabla con lo acordado.

Las lágrimas de impotencia de una delegada colombiana ante la nueva y repetida noticia de que en Antioquia había sido asesinado otro compañero, puso en claro que es urgente “hacer mucho más de lo necesario” para presionar internacionalmente a quienes se niegan a abandonar las prácticas guerreristas. En ese camino, los movimientos del ALBA están dispuestos a abrazar cada vez más a sus compañeros de Marcha Patriótica y el Congreso de los Pueblos, que a través de importantes movilizaciones, como el actual paro nacional campesino y la minga indígena, jaquean al régimen pro imperialista instalado en Colombia hace más de medio siglo.

Delegados argentinos insistieron sobre lo que significa el ataque brutal a los trabajadores impulsado por el gobierno de Macri con la reforma laboral o el resto de medidas económicas que por estos días están generando reacciones del ámbito sindical (más allá del comportamiento de los dirigentes burócratas) y la puesta en marcha de un plan de lucha de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP). Por supuesto, no faltó tampoco la denuncia del Estado argentino como responsable de la desaparición forzada y asesinato del militante internacionalista Santiago Maldonado, cuya foto acompañó la “mística” de la primera jornada del Encuentro.

Brasil, representado por el dirigente del Movimiento de los Sin Tierra, Joaquin Pinheiro y Bernardete Esperanca, de la Marcha Mundial das Mulheres, unió sus relatos para mostrar los desmanes provocados por el gobierno de Temer, pero también las respuestas de campesinos, obreros y estudiantes agrupados en el Movimiento Brasil Popular, quienes no abandonan las calles y rutas tratando de torcerle el brazo a la burguesía brasileña, o acompañando la gira exitosa que Lula da Silva viene realizando por todo el país, demostrando que sigue siendo el político más carismático.

Pinheiro también dedicó una parte de su exposición a explicar lo que va a ser la importante Asamblea de los Pueblos que se realizará en Caracas a fines de febrero y principios de marzo. Hacia allí convergerán 1500 militantes de organizaciones sociales, sindicales, populares, que por un lado debatirán estrategias para pasar a la ofensiva contra el imperialismo y el capitalismo, y por el otro ratificarán masivamente su apoyo a la Revolución Bolivariana y homenajearán, en un nuevo aniversario de su siembra, al Comandante Hugo Chávez.

El delegado cubano Alcides García (responsable de la secretaría de Comunicación de ALBA Movimientos) dio un pormenorizado informe sobre todo lo acumulado en el plano comunicacional extraído de las distintas luchas anteriores al ALBA (como las batallas dadas contra el Quinto Centenario o contra el ALCA), y se le fueron sumando las nuevas experiencias en ese campo.

“Todo este camino recorrido se fue sistematizando desde una perspectiva crítica para sentar las bases de una nueva comunicación estratégica”, señaló García. Entre los objetivos de la Secretaría está contribuir a la comunicación integral latinoamericana, que opere como alternativa que dispute con el aparato de los medios hegemónicos.

Otro foco de atención de ALBA MOVIMIENTOS, está puesto en la Jornada Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo, que sesionará entre el 16 y el 18 de este mes en Montevideo, y en la reunión de la Contra cumbre que organizaciones sociales y populares de todo el mundo efectuarán en Buenos Aires entre el 11 y el 13 de diciembre para denunciar la reunión de la Organización Mundial de Comercio que deliberará esos mismos días. La consigna “Fuera OMC” retumbará esos días en las calles porteñas, sobre todo el martes 12 en que una marcha anticapitalista recorrerá el centro de la ciudad y denunciará como “no grata” la presencia de ministros de Economía del planeta, todos ellos ligados a las principales a las trasnacionales.

Compartir