Ingrese

logo tatuytv

10años pagina

siguenosCanal youtube TatuyTVtwitter tatuytvFacebook

[VIDEO] ¡Dígalo ahí! - "Aquí no se privatiza más nada"

Compartir

Digalo Ahi petroleo

El petróleo ha signado la historia de Venezuela en los últimos 100 años, por ser la principal fuente de riquezas y base del modelo capitalista rentista que se impuso a lo largo del siglo XX.

Dicha fuente de recursos, ha sido propiedad de la nación desde  tiempos de Simón Bolívar, quien emitiera el decreto de Quito de 1829, que expresa, entre otras cosas que “las minas de cualquier clase corresponden a la República”, garantizando así la propiedad nacional de los recursos del subsuelo.

Sin embargo, a lo largo de todo el SXX, a partir de que el patriota Cipriano Castro fuera derrocado por el traidor Juan Vicente Gómez en 1908 el estado propietario de dicho recurso, se comportó, salvo escasas excepciones, como una agente entreguista al gran capital transnacional, cuyas empresas no solo incrementaron astronómicamente sus tasas de ganancias, sino que impuso, con la colaboración de la burguesía comercial y financiera, el esquema rentista, exportador de crudo e importador de toda clase de mercancías manufacturadas de las principales metrópolis del planeta, especialmente de EEUU.

A finales de la década de los 80' se inicia la tendencia privatizadora de la industria con la apertura petrolera al capitalismo transnacional y el proceso de internacionalización, que buscaban revertir la llamada “nacionalización chucuta” que hizo la cuarta república en 1976.

Con la promulgación de la constitución del año 1999 y la posterior aprobación de la Ley Orgánica de Hidrocarburos se frena la tentativa privatizadora y se inicia el camino de la plena soberanía petrolera, que ha puesto la industria petrolera al servicio del pueblo venezolano. Sin embargo, ciertos gazapos y amenazas aún se ciernen sobre la industria, especialmente lo que respecta al artículo 303 al que el Comandante Chávez hacía referencia en su discurso de investidura como presidente en el año 2007:

El Artículo 303 también dice que el Estado se reserva la soberanía, por razones de soberanía económica, política y de estrategia nacional, el Estado conservará la totalidad de las acciones de Petróleos de Venezuela o del ente creado para el manejo de la industria petrolera, pero viene aquí el pero, exceptuando la de las filiales, asociaciones estratégicas, empresas y cualquier otra que se haya constituido, o se constituya como consecuencia del desarrollo de negocios de Petróleos de Venezuela, la privatización, pues, esto hay que cerrarlo, hay que modificarlo, ni filial, ni nada, aquí no se privatiza más nada...”

Es por todo esto, que para blindar la propiedad social de los hidrocarburos, y evitar la privatización nacional y transnacional de nuestro principal recurso energético, se propone la modificación del artículo 303 de la Constitución del 99 en los siguientes términos:

Artículo 303. Por razones de soberanía económica, política y de estrategia nacional, el Estado conservará la totalidad de las acciones de Petróleos de Venezuela, S.A., o del ente creado para el manejo de la industria petrolera, incluyendo la de las filiales. En el caso de las asociaciones, empresas mixtas y cualquier otra que se haya constituido o se constituya como consecuencia del desarrollo de negocios de Petróleos de Venezuela el Estado mantendrá la mayoría accionaria de acuerdo a lo establecido a partir de la Migración a Empresas Mixtas de los Convenios de Asociación de la Faja Petrolífera del Orinoco; así como de los Convenios de Exploración a Riesgo y Ganancias Compartidas. La Corporación Venezolana del Petróleo, S.A., u otra filial de Petróleos de Venezuela, S.A., que se designe al efecto, será la empresa estatal accionista de las nuevas Empresas Mixtas, correspondiéndole como mínimo, en cada una de ellas, una participación accionaría del sesenta por ciento (60%).

* Equipo Realizador: Steffany Delgado, Laura Guzmán, Juan Lenzo, Karen Torres y Sebastián Spurio.

** Propuesta construida por los obreros petroleros de la Estatal PDVSA y dirigida a la Asamblea Nacional Constituyente para su respectiva discusión.

Compartir