EscritaMiguel Angel NuñezInternacionalEcosocialismo

[ECOSOCIALISMO] El Covid-19 será reforzado por los cambios climáticos

covid 19 cambio climatico

En la implementación de políticas y programas de mitigación y adaptación a nivel global y local, siempre hemos argumentado, que las tantas cumbres climáticas mundiales realizadas, han tenido poco o un nulo impacto.

Creemos, que esta grave problemática planetaria se ha percibido y encauzado equivocadamente y reiterativamente varios errores se han cometido.

El primero, es que nos hemos orientado desde dos variables climatológicas. A saber: el guiarnos por los aumentos en las temperaturas y el caudal de las precipitaciones. Un segundo error ha sido, el percibir que los cambios climáticos no se desarrollan gradualmente, sino a través de saltos cualitativos. Lo que nos ha generado otro fallo: el no saber valorar en su justa dimensión, los tantos efectos domino, que permanentemente los cambios climáticos nos están generando.

Por estos efectos inesperados, se han caracterizados a los cambios climatológicos, por ser fenómenos multi-dimensionales (espacial-temporal) y multi-factoriales ligados al anterior.

Un buen ejemplo; es el agua: – las altas temperaturas deshielan los casquetes polares; – se dilatan y se aumentan los océanos, los huracanes y sus intensidades; – ocasionando inundaciones y las pérdidas de costas e islas.

De otra manera: la escasez de agua: – las elevadas temperaturas además de generar un recalentamiento global, generan múltiples factores asociados: – deterioro de los suelos, pérdidas de cosechas, sequías, desertificación e incendios. Los cuales, – son acelerados por la desforestación de los bosques y la pérdida de biodiversidad vegetal y animal.

En todas estas series de perturbaciones en los ecosistemas, van implícitas las pérdidas de la biodiversidad y el rompimiento de las cadenas tróficas. Allí, manifestadas en la desaparición de las funciones de los productores, consumidores, hospederos, depredadores que conforman las cadenas. No hay continuidad entre los ciclos de vidas, movidos por la energía y nutrientes. En algunos casos, pueden desaparecen todos los eslabones de las cadenas alimentarias.

A nivel planetario, este deterioro de los ecosistemas terrestres ha sido intensivo y extensivo. Se calcula que el 95% de los ambientes terrestres, Jones (2018) y el 87% de los ecosistemas marinos han sido severamente modificados, Kennedy (2019). Así mismo, los científicos coinciden que de los 8 millones existentes, un millón de especies de animales y plantas están en peligro de extinción. ONU (2019).

Es evidente, que a este paso que lleva la alteración de los ecosistemas, los avances en la extinción de la biodiversidad y sus innumerables cadenas tróficas afectadas, inciden en el aumento y riesgos de transmisión de enfermedades infecciosas. Denominadas “enfermedades zoonóticas”, las causadas por virus, bacterias, parásitos u hongos provenientes de animales que infectan a los humanos.

Se aprecia que el 60% de las enfermedades infecciosas humanas registradas son zoonóticas, y el 75% de las enfermedades infecciosas nuevas o emergentes también tienen origen animal, nos lo afirman: Ecologistas en Acción, (2020). Esta organización, tiene varios ejemplos en pleno desarrollo y nos documentan, de cómo y dónde se relacionan las distintas alteraciones de los espacios naturales y la propagación de nuevas pandemias.

Nos surge entonces la emergencia sanitaria del Covid-19, que para la ciencia en su origen, todavía es aún desconocido y/o (modificado?) . Aunque, no hay duda de que la pandemia, se inició tras el contagio de un ser humano a partir de una especie animal y que por factores de sobrevivencia, estos debieron emigrar, buscando otras especies intermedias de animales u otros vectores (transmisores como mosquitos, pulgas, garrapatas) y poder propagar los contagios.

El comportamiento del Covid-19 en los seres humanos, es de forma silenciosa, artera y principiante en su contagio, y transmisión. Son confusos, súbitos o tardías las manifestaciones de los síntomas en materializarse. Significa que las personas infectadas, transmiten la enfermedad mucho antes de que sientan los primeros síntomas y cambien el comportamiento. Pandemia, que vuelve a nuestro sistema inmune en un raro misterio bio-médico; con altos indice de letalidad y mortalidad.

En las relaciones espacio-tiempo que nos ha durado el Covid-19 y por sus novedades como enfermedad infecciosa se encuentran varias in-exactitudes, entre algunas se cuentan; los disimiles procesos de recuperación; las manifestaciones en los rebrotes de la pandemia y como los pacientes recuperados se comporten y/o reaccione a posteriori. Por ello, nos emergen y se elevan un caudal de incertidumbres por doquier, haciéndose muy confuso, el poder presagiar los nuevos estilos de comportamientos y de vida para cada quien.

Las cifras en el mundo de contagio del Covid-19 son alarmantes y al momento de hacer estas reflexiones, en el continente americano no se tiene control de la pandemia, entendemos que la propagación es muy rápida. Un nuevo caso de contagio puede generar otros y otros y estos otros a otros….aumentando las tasas de infección que pueden verse afectadas por las altas temperaturas, condición proveniente de los tantos ecosistemas alterados y del aumento de las emisiones de gases efectos de invernaderos.

Un dramático ejemplo, ha sido la planificada quema y desforestación del nuestro Amazonas, donde, además de crecer exponencialmente la población de mosquitos por el excesos de luz solar y humedad en las zonas desforestadas, la malaria se ha expandido.

Agregamos, el arribo del Covid19 y su impacto en los pueblos indígenas de la Amazonas (ver-figura), donde se registran un número de más de 212 focos de comunidades infectadas. Con mas miles de fallecimientos al momento de escribir estas reflexiones.

Esta dantesca situación se asentuó durante el primer trimestre del 2020 por la ilegal colonización de más de 20000 garimpeiros, quienes hasta el momento han desforestado, despalado y quemado mas 3500 kms cuadrados de nuestra mayor cuenca.

Nos duele y altera esta irreversible pérdida. Sabemos que tiene varios significados que ya se conocen. Entre ellos resaltamos: la imposición las organizaciones Imperiales-Transnacionales-Mundiales, las cuales en

su mayoría, siendo direccionadas por los grandes financistas (BlackRock, Gates, Wodford, Amarí, Dimon ) quienes cumpliendo con sus claros objetivos de hacer dinero a como de lugar y violando los derechos humanos a nombre de las democracias títeres de la región, no se paran, y ni dan tregua en sus avances por el aniquilamiento de nuestros pueblos originarios. Saquear, despojar, destruir, desaparecer nuestras riquezas y sabidurías originarias son sus ganancias y complementos es su quehacer diario.

Conexiones entre los Cambios Climáticos y el PostCovid-19.

Como anteriormente se expreso el carácter multi-dimensional y factorial que se manifiestan en los cambios climáticos y el Covid-19 hacen que emerjan múltiples conexiones entre ellos y entre ellos mismos. Condiciones que por los aumentos de temperatura y el aumento de los gases de efectos invernaderos, nos pueden proporcionar ciclos o circuitos de re-troalimentación peligrosos y de complejas predicciones.

Son evidentes las similitudes entre estos fenómenos socios-ambientales. Ambos se caracterizan por depender de múltiples factores y dimensiones, las cuales nos sujetan el factor sorpresa, sometiéndonos a los distintos niveles de incertidumbres, que en cada uno de ellos nos proporcionan para vivir y sobrevivir en sus combinados embates.

Por los cambios climáticos y la aceleración en la extinción de la biodiversidad y las especies, nos amenaza, de manera impredecible nuestra existencia. El Covid-19 en su naturaleza de enfermedad infecciosa y letal, nos genera, el miedo de perder la vida, casi de manera inmediata y más aún, que ahora se reconoce, que puede acelerarse, si no frenamos el deterioro ambiental que acontece. Definitivamente el Covid-19 será reforzado por los cambios climáticos.

Condiciones que tienden agravarse, cuando sigue existiendo una anarquía en la gestión de los servicios y recursos de la naturaleza por parte de la hegemonia económica internacional, quienes son los únicos responsables y causantes de estos múltiples problemas que amenazan la supervivencia de las especies biológicas incluyendo la humana.

No podemos, seguir perdiendo más tiempo del que ya hemos empeñado, se requiere urgentemente avanzar en la ejecución de las más apropiadas intervenciones y cooperar en mitigar las distintas incertidumbres climáticas que nos agobian. Debemos re-significar nuestro papel, compromisos y las distintas correponsabilidades a emprender por la preservación del planeta tierra y de la especie humana.

Las conexiones presentadas entre los cambios climáticos y la pandemia del Covid-19, tienen y han de convertirse en un debate permanente para cualquier sociedad del mundo. Nos invitan en no descansar por tratar de re-direccionar las políticas públicas requeridas y avanzar entre los distintos procesos de transición, hacia la definitiva construcción de otra civilización posible y necesaria.

Estamos convencidos que a corto, mediano y largo plazo en la vida de cada quien, nos va a implicar, el vincularnos más con la preservación de nuestra naturaleza; con la vida y diversidades de vidas; entender la interdependencia y cooperación que de dan entre todas las formas de vidas y las razones de ser más cuidadosos y solidarios con los demás. Condiciones que deben ser los ejes centrales en la nueva civilización necesaria y posible, si queremos sobrevivir.

Referencias Bibliográficas

Ecologistas en Acción (2020) Biodiversidad y salud humana. En línea

https://www.ecologistasenaccion.org/140189/biodiversidad-y-salud-humana/

La pérdida de biodiversidad pone a la humanidad en riesgo, alertan los expertos de la ONU (2019)

En linea. https://www.lavanguardia.com/natural/20190506/462060533339/biodiversidad.html

Jones, K. R. et al. The Location and Protection Status of Earth’s Diminishing Marine Wilderness. Curr. Biol. 28, 2506-2512.e3 (2018).

Kennedy, C. M., Oakleaf, J. R., Theobald, D. M., Baruch-Mordo, S. & Kiesecker, J. Managing the middle: A shift in conservation priorities based on the global human modification gradient. Glob. Chang. Biol. 25, 811–826 (2019).

Sobre el autor

Comenta aqui