EscritaArticulitosAnálisis y OpiniónAnálisis NuestroEconomíaTeoría Revolucionaria

[ARTICULITO 02]: ¿Qué es una mercancía?

No es simple. Desde que existe el Capital la relación: Persona – Trabajo – Producto,  se alteró.

Originalmente las personas  vivían en comunidad y trabajaban para resolver problemas y necesidades no solo de él mismo, sino también de su grupo. Es decir el trabajo era únicamente para resolver necesidades individuales y colectivas.

Pero luego y por razones que hay que discutir aparte para entenderlas muy bien, esa relación se rompe y aparece algo distinto en la relación.

¿Qué es ese algo? Pues que parte de lo que la persona producía dejó de ser utilizado para resolver necesidades y se convirtió en “cosas” que otros hombres guardaban, acumulaban, atesoraban…

Es decir, poco a poco, el trabajo dejó de servir para resolver necesidades y sirvió para producir “cosas” que se podían guardar, acumular. Y ¿para qué se acumulaban esas “cosas”? Bueno, al principio la excusa fue para cuando hagan falta, lo que parecía verdad. Luego fue para cambiarlas por otras “cosas” útiles y finalmente para cambiarlas por oro (dinero). Y el oro (dinero) se usaba para guardarlo, acumularlo, para comprar otras “cosas”, entre ellas, comprar trabajo y hacer más “cosas” que se cambian para producir más oro para comprar…. y así…

Nacieron dos cosas: el capital (el dinero acumulado) y las mercancías (producto del trabajo de las personas que ya no servían para resolver necesidades, sino sólo para cambiar por dinero –es decir para vender–)

Poco a poco también la persona, dejo de trabajar para resolver necesidades, se trabajaba para recibir dinero que se cambiaba por mercancías que ellas mismas hacían pero que podían tener. Ya el trabajo no satisface necesidades, es solo una mercancía y como tal se compra y se vende.

El asunto es que las personas trabajadoras, especialmente las que viven en la sociedad o civilización solo poseen su trabajo. Para tener una mercancía deben tener dinero y para tener dinero deben vender parte de si (un tercio, por lo menos, de su vida en forma de trabajo). Es decir deben entrar al mercado y convertirse en mercancía.

¿Qué es entonces, una mercancía? Pues es el trabajo de las personas (por cierto lo único que produce) convertido en cosas que no sirven para satisfacer necesidades sino comprar o vender. Y todo eso para producir dinero para que sea acumulado, en forma de capital, por el capitalista que no es el que trabaja para producir. Y lo grave es que este es un proceso que nos convence de las cosas así están bien, que es correcto que unos tengan Capital y otros solo tengamos trabajo, es decir nos convence tanto de que es correcto ser mercancía que ni siquiera nos damos cuentas de serlo..

Nos surge otra pregunta de una vez ¿Qué tengo que hacer para dejar de ser mercancía? Ese es un tema que vamos a discutir luego. Pero por ahora terminamos diciendo que lo primero que hay que hacer es darnos cuenta que el Capital nos hace mercancía y comenzar  a luchar para romper esa maldición del capitalismo.

Sobre el autor

Comunicador y educador popular, escribidor, caminante empeñado en que se hace camino al andar y definitivamente nuestramericano y tatuyano.

Comenta aqui