EscritaArticulitosComunicaciónEconomíaDestacado

[ARTICULITO 31] Algunos, otros, comentarios y recomendaciones bibliográficas

Vamos a continuar, como les prometimos, con ciertas recomendaciones de algunos textos y otras cosas que deberíamos estudiar para reafirmar los materiales trabajados hasta ahora

Comencemos por recordar las recomendaciones ya hechas en el Articulito 21, donde hablábamos de algunas cosas que no podemos sino reiterar, por ejemplo nuestra insistencia de trabajar directamente El Capital de Carlos Marx, particularmente para este momento, nos interesan las secciones tercera, cuarta y quinta del volumen I que se refieren a la plusvalía absoluta, a la plusvalía relativa y la producción de ambas formas de plusvalía, y el capitulo VI (inédito) del Capital, del que ya les hablé, donde se trata de la subsunción formal y real del trabajo en el capital.

Hoy vamos a llamarles la atención, además, sobre algunos otros trabajos que considero importantes. Empiezo con cuatro trabajos de Enrique Dussel que son esenciales y que se consiguen completos en la red en pdf, los cito en orden de fecha de publicación: Cuaderno tecnológico-histórico. Estudio preliminar, editado por la Universidad Autónoma de Pueblo, México, 1984; La producción teórica de Marx. Un comentario a los Grundrisse, de Siglo XXI editores, México, 1985; Hacia un Marx desconocido. Un comentario a los Manuscritos del 61 – 63, también de Siglo XXI editores, México 1988 y finalmente El último Marx (1863 – 1882) y la liberación latinoamericana, Editado en México también en 1990. Estos trabajos constituyen un material formidable y puede que hasta algo difíciles en algunos momentos, pero formidables para seguir algunos textos de Marx poco conocidos (los recomiendo en pdf porque son prácticamente imposibles de conseguir en físico, por lo menos en Venezuela). El comentario a los Grundrisse es especialmente útil para trabajar dicho texto. De dichos cuadernos (los Grundrisse), ojalá uno pudiese tener las dos ediciones que de ellos existen en español, la de Siglo XXI editores, en tres volúmenes, que se consigue en la red, en pdf, y la edición de Grijalbo, en dos volúmenes. No es ganas de molestar, es que existen diferencias entre esas dos ediciones que es importante que uno descubra. Y el trabajo de Dussel es una ayuda muy poderosa en este arduo camino.

Les recomiendo además un autor que vale la pena trabajar, Istvan Mészáros y en particular dos de sus libros, El desafío y la carga del tiempo histórico, publicado por Vadell hermanos, en Caracas en el 2009 y Estructura social y formas de consciencia. La dialéctica de la estructura y la historia. Vol. II. de Monte Ávila editores, también Caracas, 2013. Este último libro tiene algunos problemas de traducción, por lo menos me parece demasiado formal; algunas cosas, respetando al autor, se podrían haber dicho de forma menos elaborada, pero esos hechos no le quitan calidad al libro, que aun cuando no lo compartamos completamente nos parece sumamente importante, y también hay en él algunos problemas en la edición, pues tienen problemas con las citas y cosas así, pero bueno, vale la pena trabajarlo. Si uno consigue Más allá del Capital, del mismo autor, obra monumental por su tamaño y propuesta, en este momento especialmente nos interesa leer en la Parte tres: “La crisis estructural del sistema del capital”, que aborda en un sentido que nos interesa el asunto de la producción.

Y finalmente, en una visión que tiene que ver con una crítica al reformismo y al eurocentrismo, así como una exposición del método en Marx desde una visión más cercana a nosotros, está el libro de Néstor Kohan, Nuestro Marx, editado en Caracas por Misión Conciencia en 2011, también lo había recomendado antes, pero ahora pienso específicamente en dos segmentos determinados, uno en la Primera parte, la sección El Marx del “factor económico y las fuerzas productivas” y el otro en la Segunda parte, la sección sobre “Teoría del fetichismo y teoría del valor”.

Les insisto, la única forma de que podamos formar conceptos y categorías que puedan ser usados como herramientas para el trabajo de construcción política revolucionarias es estudiando y estudiando mucho, por ello nunca está de más ninguna lectura. Por supuesto, es importante entender que cuando se recomienda un cierto autor, no se está pensando en asumirlo acríticamente, sino leerlos para discutirlos y como es un asunto de estudio, leerlos y releerlos

Y para no perder la costumbre les quiero recomendar, finalmente, dos películas. Una es Carácter (Karakter) de 1997, un película holandesa de Mike van Diem, que aunque cuenta la particular relación entre un padre y un hijo, trata de manera muy especial sobre la maldición de la ambición en el capitalismo; y la otra, El jardinero fiel (The constant gardener) de 2005, coproducción de Inglaterra-Kenia-Alemania, que trata de manera magistral el lío de la industria farmacéutica, la sobre-explotación y la corrupción corporativa, y aclara algunos conceptos (de manera no directa por supuesto) acerca de la producción y la productividad. Si no quiere complicarse buscando en ellas entre líneas, o más bien mirando entre imágenes y escenas, véalas simplemente, ambas son magníficas.

Por ahora solo estos breves comentarios, seguimos la próxima con mucho más…

Sobre el autor

Comunicador y educador popular, escribidor, caminante empeñado en que se hace camino al andar y definitivamente nuestramericano y tatuyano.

Comenta aqui