EscritaNacionalInternacionalAutocríticaFeminismosOrganizaciones PopularesSexo y GéneroDestacado

[COMUNICADO] Sobre la denuncia de agresión sexual en la II Brigada Internacionalista Che Guevara

-Coordinación Nacional y las organizaciones participantes de la Brigada Internacionalista Che Guevara

Desde el equipo de Coordinación Nacional y las organizaciones participantes de la Brigada Internacionalista Che Guevara informamos; del 5 al 25 de agosto se realizó en Caracas, la II edición de la Brigada, con la participación de jóvenes militantes de países de Latinoamérica que, durante 20 días pudieron vivir, discutir, trabajar, comer, compartir con jóvenes venezolanas y venezolanos, y con todas y todos los que en comunas y experiencias organizativas tanto de zonas urbanas como rurales construyen el sueño colectivo del que somos parte. Estas compañeras y compañeros de Nuestramerica pudieron conocer de primera mano, en el terreno, la realidad del bloqueo y del asedio imperial sobre Venezuela, las consecuencias de las medidas coercitivas unilaterales impuestas por el Gobierno de Trump, la realidad del pueblo que resiste e insurge, a través de un despliegue por el centro, el occidente y los llanos del país

Sin embargo, esta iniciativa producto del más puro internacionalismo militante y solidario, promovida y organizada de manera conjunta entre plataformas y movimientos del continente, fue ensombrecida por la denuncia de violencia sexual, en el que se señala a un compañero de una organización venezolana, hecho acaecido durante la madrugada del miércoles 21 de agosto, al final de un compartir cultural.

Por lo tanto, es nuestro deber militante y revolucionario, hacer de público conocimiento nuestro repudio a los hechos de violencia de género y de agresión hacia la mujer ocurridos durante el desarrollo de la II Brigada Internacionalista Che Guevara

Reconocemos las contradicciones y limitaciones existentes en las organizaciones, movimientos y espacios de participación política, en cualquiera de sus expresiones, de la Revolución Bolivariana, que aún manifiesta rasgos del sistema capitalista y patriarcal imperante en nuestro mundo a pesar de los esfuerzos que se han hecho durante años por la visibilización de la mujer como una sujeta de derechos -garantizados en la Ley Orgánica para la Mujer a la una Vida Libre de Violencia, entre otras leyes y reglamentos-, y como uno de los pilares fundamentales del profundo proceso organizativo y de empoderamiento popular que se viene gestando desde hace 20 años en la Venezuela revolucionaria.

Lo sucedido nos afecta en lo hondo de nuestros corazones, nos llena de dolor e indignación, como personas y como organizaciones, porque somos fuerzas populares que hemos impulsado esta estrategia de unidad, de solidaridad entre los pueblos, de encuentro entre hermanas y hermanos . Es por ello que nos pronunciamos en tres direcciones

1. Nuestro total y absoluto respaldo y apoyo para la compañera agredida, por su entereza, su valentía, por su capacidad de transmitirnos fuerza y ternura en una situación tan difícil de afrontar

2. La unidad férrea de todas las fuerzas revolucionarias para condenar esta agresión que se contradice con el espíritu de la Brigada Internacionalista Ché Guevara, con los valores revolucionarios que nos mueven, muy concretamente con lo que ha sido el camino de la Revolución Bolivariana, para la que la lucha por la defensa de los derechos de la mujer, su derecho a una vida libre de violencia y el carácter feminista del proyecto han sido rasgos centrales, que el Comandante Chávez bregó hasta el último de sus días y que hoy sus hijas e hijos defendemos con la razón de nuestras convicciones y la fuerza de nuestras voluntades

3. El compromiso irrestricto para la elaboración de una agenda política común que hemos estructurado con nuestras hermanas y hermanos de las organizaciones participantes, cuyo fin central es impedir a toda costa la impunidad, para que nunca más nos debamos enfrentar en espacio alguno de internacionalismo revolucionario, a una situación como ésta. Se trata de una agenda de trabajo permanente con participación de las organizaciones en cuatro puntos:

A. Acompañar la denuncia legal frente a los órganos del Estado que tienen la tarea de garantizar la justicia en este caso específico. Investigación que ya se encuentra en curso por parte del Ministerio Público

B. Denunciar públicamente la violencia machista, no sólo en este caso, que hoy nos ocupa, sino como síntoma de la terrible enfermedad que combatimos, el orden civilizatorio capitalista y patriarcal.

C. Sancionar políticamente al compañero, suspendiéndolo de todo rol político en organizaciones revolucionarias y garantizar desde las fuerzas que esta sea una sanción ejemplarizante.

D. Diseñar e implementar un conjunto de protocolos y procesos formativos que garanticen que podamos prevenir este tipo de hechos, esperando que nunca más tengamos una situación de violencia de género en ningún espacio de intercambio militante ni en ninguna de nuestras organizaciones revolucionarias. Haciendo especial ènfasis en la formación de todas y todos aquellos quienes tengan un rol de coordinación, dirección o liderazgo.
Reivindicamos la actitud responsable con el que todas las organizaciones, incluyendo la del compañero implicado, estamos abocados y comprometidos bajo las tres consignas que nos ocupan: Todo el apoyo a la compañera víctima. Férrea condena a la violencia patriarcal y Agenda para la no impunidad.

Hoy, nos hermanamos con más fuerza que nunca. Juntas y juntos en constante aprendizaje, revolucionamos nuestras conciencias ante un sistema que nos oprime, ese que aún seguimos reproduciendo en sus aristas más oscuras.

Y seguimos adelante, conscientes de que estamos andando por el camino correcto, en constante lucha por la vida, por la libertad, por la igualdad, por la dignidad de todas y todos

Por último, deseamos agradecer a todos los movimientos, articulaciones y fuerzas del campo popular internacional su compromiso con Venezuela, seguiremos siendo, junto a ustedes, la resistencia activa en la construcción de un mundo más justo y equitativo para las mujeres y hombres.

¡Sin feminismo no hay socialismo!

Sobre el autor

Comenta aqui