Entrevistas TatuyAnálisis y OpiniónEntrevistasComunicaciónDestacado

[ENTREVISTA] “Se están privatizando operaciones en detrimento de PDVSA y de la nación”

Héctor Rojas es técnico en Telecomunicaciones y Electrónica. Desde hace doce años trabaja en la estatal PDVSA. Actualmente se desempeña como desarrollador y tester de Tecnologías Libres en la Gerencia de Automatización, Informática y Telecomunicaciones (AIT) de la región Oriente Norte de PDVSA. Su formación profesional y su inclinación política lo han llevado a convertirse en un consecuente defensor de la soberanía tecnológica y energética y de las capacidades nacionales que PDVSA ha acumulado a lo largo de su historia. Héctor es un trabajador incansable, chavista con convicciones profundas, militante de las tecnologías libres y soberanas y partidario de ampliar la participación organizada y consciente de la clase obrera en la industria petrolera.

En nuestro afán de entender y retratar lo que ocurre en las entrañas de la industria petrolera, cuya dinámica y contradicciones son a menudo invisibilizadas, conversamos con Héctor quien de forma diáfana y amable accedió a responder estas preguntas que muchos venezolanos y venezolanas nos estamos haciendo.

Como trabajador petrolero ¿cómo explicarías al resto del país la crisis que hoy atraviesa la industria petrolera venezolana?

La crisis que atraviesa la industria petrolera se puede explicar desde varios puntos de vista, yo prefiero siempre elegir el estructural, que tiene que ver con la forma como se ha manejado la industria petrolera, que no es nada más que la visión gatopardiana de la política denunciada por el comandante Chávez, donde toda la estructura de la industria petrolera se cambió de tal manera que no cambió nada, todo quedó exactamente igual, solo se cambian los nombres y a veces se le espeta el remoquete de “socialista”, pero no hay procedimientos distintos ni prácticas distintas a las prácticas de la vieja PDVSA. En la práctica se opera con un lenguaje que promueve la necesidad de una estructura donde los significados sean trastocados con el objetivo de, en primer lugar, tercerizar todo lo que pueda ser tercerizado; segundo: promover la idea de la ineptitud del profesional venezolano; tercero: se plantea el desconocimiento de la guerra económica para culpar al gobierno bolivariano por la falta de inversión; cuarto: la manipulación interesada del Plan de la Patria 2013 – 2019 para realizar solo las tareas que son afines a los propósitos de las directivas y obviar todo cambio que signifique la pérdida de su poder en la industria; quinto: la satanización de los productos tecnológicos de factura venezolana para favorecer a empresas transnacionales que son hostiles a Venezuela y en especial a PDVSA.

¿Cuál es el estatus de las operaciones costa afuera? ¿Es cierto que se vienen cerrando algunos activos y privatizando operaciones?

En lo personal sí creo que se están privatizando operaciones en detrimento de PDVSA y de la nación. Lo ocurrido en PDVSA Costa Afuera es digno de estudio ya que cumple con todos los elementos para calificarlo como un quiebre programado, esto se debe a que se inyectaron recursos ingentes en el proyecto con el cuento de que se estaba haciendo con esfuerzo propio, cuando en realidad habían compañías de tan dudosa reputación como Petrosaudí, se hundió una plataforma semi-sumergible cuya operatividad fue cuestionada y se obviaron en las construcciones de los campos las instalaciones de telecomunicaciones que permitiría la fiscalización de lo extraído de esos pozos. Se hizo aparecer todo el proyecto como inviable si era dirigido por los trabajadores cuando las decisiones se tomaron a puerta cerrada y sin consultar a los trabajadores de los campos, barcos y plataformas.

Costa Afuera tiene dos divisiones, la occidental y la oriental, en la división occidental se ha promovido la idea de las “licencias” donde un grupo transnacional extrae y comercializa el gas sin control de PDVSA o del Ministerio de Petróleo, la misma figura se está planteando ahora en la división oriental con la idea de promocionar nada menos que a la transnacional petrolera [Royal Dutch] Shell para extraer el gas y llevarlo a Trinidad. Muy personalmente creo que lo que se está haciendo con Shell es una muestra de cómo se omite la memoria histórica y se abraza a quienes han destruido nuestra memoria histórica y han atentado durante años y siglos (ya) contra nuestra soberanía.

En aspectos medulares como la fiscalización de las operaciones en los campos de altamar se omiten proyectos tan importantes como la interconexión por fibra óptica o la construcción de una torre de 100 metros en las inmediaciones del condominio de Güiria; solo esos dos proyectos (que fueron omitidos porque lesionaban las ganancias de las contratistas) hubieran permitido la conexión de todas las localidades de Costa Afuera oriental y más aún facilitarían la fiscalización de los campos y los productos explotados. El espíritu de la investigación que brota de cualquier proyecto nuevo fue asesinado en Costa Afuera y no es una exageración, se perdieron doce años en investigación de automatización, informática y telecomunicaciones, por la sencilla razón de que según “el negocio” todo debe comprarse hecho y no debemos investigar o innovar porque para eso está INTEVEP y la Fábrica de Software Libre, en Los Teques y Mérida respectivamente; no se invirtió en la creación de diques escuela por ejemplo, para aprovechar que existe la Universidad Politécnica Territorial de Paria (UPTP) que forma técnicos en construcción naval; los avances en el área al día de hoy hubieran sido gigantescos, claro también hay que entender que mucha gente en la UPTP tampoco está muy de acuerdo con impulsar nada que “beneficie al gobierno”.

La crisis ha evolucionado de tal manera que parece que no existiera más remedio que privatizar la industria. ¿No le queda más opción a PDVSA y sus filiales? ¿Se agotaron las capacidades propias para la recuperación?

Si tomamos como referencia lo que ya hemos conversado verás que desde el paro del 2002 se ha venido construyendo un discurso en el cual los trabajadores de PDVSA somos incapaces. La verdad es que la directiva y digo “LA DIRECTIVA” no promueve soluciones hechas en la industria. Para que tengas una idea, existe un acervo tecnológico de marca PDVSA que nos permitiría la independencia tecnológica TOTAL de la industria petrolera venezolana. Pide tú el software que necesites, lo hay y lo mejor de todo, tenemos el talento para producir las aplicaciones que pidas y no tengamos a la mano. Estas afirmaciones son una mala noticia sólo para los interesados en promover los productos transnacionales dentro de la industria. Cuando hablamos de capacidades hablamos de una infinitud de personas que estamos trabajando para producir soluciones de escritorio, de automatización, de manejo de datos y de telecomunicaciones que pueden significar la salida de las transnacionales de la industria y seguramente hay alguien que no quiere esas empresas salgan de Venezuela.

Por ejemplo el satélite Simón Bolívar no se utilizó en las actividades de costa afuera y se contrató a una empresa norteamericana, pues resulta que los circuitos de telecomunicaciones deben pasar, y tal vez no por políticas de la empresa misma sino por regulaciones legales estadounidenses, por los organismos de seguridad de Estados Unidos porque la ley (patriota) se los exige. Quien esté leyendo pensará ¿y las claves? ¿y la seguridad? A ellos hay que explicarles que todos los sistemas tienen una clave maestra que le permite a los operarios de inteligencia abrir los archivos y las comunicaciones. Pero aún si ese no fuera el caso ¿por qué tendría Venezuela que comprar telecomunicaciones satelitales a empresas foráneas? Máxime cuando se tienen los recursos y cuando se trata de negocios de carácter estratégico. Es una pena que tangamos tres satélites y las telecomunicaciones y los servicios de imagenología espacial se contratan con (adivina quién), Estados Unidos y la imagenología se consulta en GoogleMaps aún cuando tenemos el satélite Miranda y el Sucre.

¿Corresponde este viraje con la política petrolera de Chávez? ¿En qué coincide y en qué contrasta con la política petrolera del Comandante?

Por supuesto que no, los contrastes son evidentes primero en el espíritu del bienestar de los trabajadores afectados por las decisiones que se están tomando, además del hecho de que significan un retroceso monstruoso en materia de soberanía energética y tecnológica; dentro del marco filosófico actual no hay argumento que justifique ninguna acción orientada a la privatización o a la expoliación de los recursos de la nación.

¿Qué deuda conserva PDVSA respecto al desarrollo tecnológico y soberano? ¿Qué está pendiente?

PDVSA está en mora con la Ley de Infogobierno y con la nación en materia de soberanía tecnológica. Actualmente existe un movimiento dentro de la industria y promovido por la gerencia de Automatización, Informática y Telecomunicaciones de la región Oriente Norte que valientemente se ha pronunciado por el apoyo al desarrollo de software libre; el grupo que sigue creciendo está conformado por personal de Costa Afuera, de Puerto La Cruz, de La Campiña y de Maracaibo. Pero es una labor cuesta arriba inclusive allá en Mérida tenemos una fábrica de software libre a la cual no se le presta atención. Voy a insistir en esto, mientras la industria se siga conduciendo mediante las practicas de la “vieja pdvsa” la industria no va a avanzar en materia tecnológica, vamos a seguir siendo esclavos de las transnacionales y lo peor de todo es que vamos a estar trabajando para ellos. Sin embargo el alcance de los acuerdos interinstitucionales se hacen solo a nivel de INTEVEP o de La Campiña, lo cual deja fuera de juego a los desarrolladores locales que producimos soluciones para los llamados “negocios” en las áreas productivas, esto resultaría importantísimo porque en las áreas existen necesidades importantes en materia de información y la mayoría de los actores sino todos están en contra de la soberanía tecnológica y por ello promueven soluciones foráneas; creo que esto lo podríamos frenar si los convenios se hicieran en forma local y con centro en las actividades verdaderamente medulares de la empresa, que son las labores orientadas a la automatización de los procesos de exploración, perforación y explotación de yacimientos.

Otra arista de este problema lo representan las aplicaciones y el acervo de software utilizado por PDVSA para las labores de exploración, diagnóstico, prognosis, de diseño, completación y demás actividades es foráneo. Empresas como Halliburton (considerada uno de los parásitos corporativos más grandes del mundo), Schlumberger, SAP, Oracle, Microsoft y otros más tienen un terror profundo a que una revolución tecnológica los ponga del lado correcto de PDVSA que es “afuera”; esto se debe que a la fecha se han realizado pruebas exitosas de sistemas que hacen lo mismo que los sistemas promocionados por ellos y mucho más; porque en medio de las investigaciones y desarrollos estamos buscando la forma de que todo los que adversemos tenga una respuesta concreta en una propuesta o un conjunto de propuestas que tenga la misma valía o más.

¿Que pueden aportar los trabajadores y trabajadoras de AIT para enfrentar la crisis que hoy enfrenta la industria?

Además de lo que te comentaba, en la actualidad, nosotros mismos desde oriente desarrollamos algunas herramientas y estamos impulsando el reemplazo de las herramientas de escritorio por una plataforma propia de desarrollo PDVSA que hemos denominado Petro OS 9; dicha plataforma cumple con los requerimientos que un usuario promedio necesita para el desenvolvimiento de sus actividades cotidianas; estamos también procurando las herramientas que nos permitan la migración de las plataformas multimedia a este tipo de plataformas, con lo cual liberaríamos también a toda la estructura informativa de PDVSA. Existe el sistema Petro RTOS que es un sistema para adquisición de datos y control de procesos industriales petroleros y eléctricos que no es implementado con la excusa de que no se ha probado, lo cual es paradójico ya que no se ha probado por la misma resistencia de quienes deberían apoyar estos proyectos.

Muchos de los que trabajamos en AIT, lamentablemente no todos, estamos de acuerdo en el desarrollo de software libre para la industria petrolera lo cual generaría un ahorro significativo solo en computadores de escritorio. La otra cara de la moneda está en el proceso de Automatización en el cual se gastan millones de dólares en hardware y software que pudiésemos estar produciendo acá. Por otro lado también hemos propuesto un modelo de gestión basado en los consejos de trabajadores. Los vicios individuales pueden ser anulados por la participación protagónica, masiva y ordenada de la clase trabajadora. Esto es de lo más importante, ha sido producto de la consulta de miles de trabajadores y trabajadoras en mesas de trabajo en semanas de reflexión y debate; así cuando leemos las propuestas todas o casi todas apuntan a que el modelo de gestión debe cambiar, y además que debe ser una modelo de gestión donde las experiencias, los saberes, el conocimiento puestos al servicio de la humanidad prevalezcan.

Por ahora nosotros nos mantenemos en pie de lucha, pero de la lucha seria, construyendo soluciones para industria, sin importar si nos apoyan o no, trabajamos sin descanso como las hormigas, un poco hoy y otro poco mañana. La misión es mantener la vigencia del espíritu bolivariano de independencia, soberanía y libertad.

*Tatuy Tv: María Alejandra Reyes y Juan Lenzo

Sobre el autor

Tatuy Televisión Comunistaria Mérida, Venezuela
Tatuy Tv es un colectivo de trabajo comunicacional venezolano, revolucionario y comprometido con la construcción del Socialismo.

Comentarios (1)

  1. Josè Maurera Moya

    A la fecha de hoy 25 de diciembre en la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Rafael Chàvez Frías , una buena parte de los equipos adquiridos para romper con el dominio de las empresas privadas y sobre todo transnacionales en los servicios petroleros, tales como taladros, equipos para cementar pozos, tubería flexible, perforación direccional han sido entregados a unas “empresas de capital mixto”, que se han constituido con empresarios privados y PDVSA, todos estos equipos que tienen un valor importante en divisas y estratégico para Venezuela eran 100% nuestros, de las venezolanas y venezolanos, hasta hace pocos días, ahora lo compartimos con un privado que va a cobrar divisas por los trabajos que estos equipos realicen, y los trabajadores y trabajadoras de PDVSA, porque resulta que quienes no hemos renunciado tenemos que trabajar para estas empresas de capital mixto, el argumento que PDVSA no tiene la liquides para mantener los equipos y estos privados si, que en PDVSA estos equipos no son rentables y con el privado si, estas acciones son una expresión de lo que nos advirtió Simón Rodriguez, original es la América, original han de ser sus instituciones, o inventamos o erramos, estos gerentes , quieren ser gerentes pero sin gerenciar, no quieren saber de problemas operacionales, productos de sus propias decisiones y errores gerenciales, ya que muchos de estos sujetos son los mismos que condujeron hasta alcanzar la actual situación de deficiente capacidad operativa .

    Compañeros por aquí estamos en la misma lucha aunque estemos geográficamente distanciados, estamos unificados en las ideas y el amor a la humanidad, su lucha es mi lucha. La llamada inversión privada no es la única alternativa que nos queda , los trabajadores tenemos los argumentos para rescatar a PDVSA , ademas de unicarnos en la lucha unifiquemenos en la acción.

Responder a Josè Maurera Moya Cancelar respuesta