AudioVisualENTREvistasAnálisis y OpiniónInternacionalComunicaciónGestión de GobiernoNuestra AméricaOrganizaciones PopularesDestacado

[ENTREvistas] Brasil: muchos son los retrocesos y nuevas deben ser las estrategias – Miguel Braz

“Se preparó el golpe de Dilma Rousseff para poder privatizar las empresas brasileñas, retroceder en los derechos, y entregar los bienes de la naturaleza. El golpe (2016) se da en un contexto, después del descubrimiento de la mayor reserva de petróleo: Presal. Esta empresa abre operaciones, justo después de que (Michel) Temer asume la presidencia, entregando los campos petroleros a las empresas extranjeras, principalmente a los Estados Unidos.” Al mismo tiempo que se ejecutan grandes retrocesos en materia laboral, afectando la clase obrera. Todo esto abre el camino a todas las políticas neoliberales que finalmente caracterizan al gobierno de Bolsonaro. Políticas que se presentaban como fórmulas para aumentar la calidad de vida de los brasileños y brasileñas, y que ahora la realidad, además de las estadísticas, contradicen.

Miguel Braz, militante del Levante Popular de la Juventud de Brasil, profundiza estas ideas con respecto a los retrocesos políticos y sociales bajo el gobierno de Bolsonaro, desarollando especialmente el tema de los recortes en el presupuesto del sistema educativo: “estamos hablando de recortes de miles de millones de reales, en dólares serían alrededor de mil millones de dólares menos para la educación brasilera, en las universidades ya comienzan a faltar becas de asistencia estudiantil, algunas universidades se están quedando sin reservas para pagar la electricidad. Solo el 15% de los jóvenes brasileros asisten a las universidades. No hay en Brasil, una universalización de la educación universitaria”. A pesar de que las universidades aún son reserva para la investigación y la formación profesional, el abandono del gobierno de Bolsonaro en materia de inversión, para Miguel, representa una tremenda ignorancia alrededor del tema educativo.

Por otro lado, reconoce que durante el gobierno Lula Da Silva, como en el de Dilma Rousseff, a pesar de haberse ampliado el acceso a vivienda para los ciudadanos y ciudadanas de Brasil, fue una política que no vino acompañada con otros servicios: “Durante el gobierno de Lula se creó el programa “Mi Casa, Mi vida”, aunque no fue una reforma estructural, fue un programa que dio millones de casas para los trabajadores que no tenían condiciones para comprar sus casas, pero la gran contradicción de ese programa es que gran parte de esas casas se entregan en comunidades que ya están bastante pobladas, y no se creó la infraestructura necesaria”. De igual forma, no fue un programa que se acompañó con organización popular.

Para finalizar, Miguel nos habla sobre los procesos que se están gestando actualmente en Brasil, donde se están pensando nuevos proyectos estratégicos dentro de la izquierda brasilera. La juventud está bastante activa ante el contexto político actual, “no porque sufrimos una derrota estratégica nos vamos a esconder, al contrario, estamos evaluando que necesitamos como respuesta para tener una resistencia activa”, para este militante de la juventud del Movimiento Sin Tierra, hay que tener foco para poder enfrentar al enemigo.

Realizada por: Silvana Solano. Mayra Soto. María A. Reyes.

Para ver más entrevistas dirígete a nuestra sección de ENTREvistas https://bit.ly/2upTZDE

Sobre el autor

Tatuy Televisión Comunistaria Mérida, Venezuela
Tatuy Tv es un colectivo de trabajo comunicacional venezolano, revolucionario y comprometido con la construcción del Socialismo.

Comenta aqui