Ingrese

FOTO PERFIL NOVIEMBRE

CABECERA PAGINA

[BRASIL] Ruralistas y agronegocio quieren desalojar asentamiento del MST de 20 años

Compartir

BrasilCampesinos

Desde el campamento Quilombo Campo Grande, en Campo del Medio, al sur del estado de Minas Gerais, 450 familias del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), emitieron un comunicado de prensa denunciando amenazas de desalojo. Se trata de uno de los conflictos agrarios más antiguos del país. El actual gobernador había prometido la legalización de sus tierras y su conversión en asentamiento.

Comunicado de prensa completo a continuación:

Quilombo Campo Grande, estado de Minas Gerais, sufre amenazas de fascismo.

Nosotros, las familias MST de la regional Sur del estado Minas Gerais, Quilombo Campo Grande, denunciamos la acción fascista contra nuestra lucha de 20 años.

Después de tantos años de lucha, las familias ya cuentan con infraestructura de energía eléctrica, casas de cemento y producen una gran diversidad de producción agroecológica, como café, muchas variedades de maíz, frijoles, vegetales, frutas, semillas orgánicas, ganado, pollos, cerdos.

Con su trabajo, estas familias generan soberanía alimentaria, no solo para quienes producen y viven en la tierra, sino para miles de personas que tienen acceso a alimentos saludables y de calidad, sin veneno.

Los campamentos también generan distribución de ingresos. La tierra, que solo tenía un dueño, ahora otorga dignidad a cerca de 450 familias, más de 2.000 personas que casi estaban soñando con la posesión de la tierra a través de un decreto estatal.

Pero ahora, mediante una conspiración legal entre los grandes terratenientes, los diputados de la bancada ruralista y las empresas de agronegocios en la región, están organizando un proceso de desalojo para las familias que viven y resisten a lo largo de estos 20 años de lucha.

¡Esta situación es inaceptable! Hace dos meses las familias casi habían sido asentadas y ahora pueden perder todo lo que habían construido a lo largo de estos años.

Este es uno de los conflictos agrarios más antiguos del país. Solicitamos el apoyo de las organizaciones asociadas, amigos, simpatizantes, para estar presentes el día de la audiencia el 7 de noviembre, a la 1:00 pm en el tribunal de Campos Gerais.

¡Somos resistencia! 

La lucha por Adrianópolis es una lucha por la democracia.

 

 

Seguidores de Bolsonaro atacaron comunidades indígenas en Brasil

El Consejo Indigenista Misionero (Cimi) de Brasil recibió las denuncias de dos acciones violentas en Mato Grosso do Sul, donde los indígenas fueron atacados con armas de fuego, que Bolsonaro defiende liberar para toda la población, y balas de goma. Además los seguidores prendieron fuego en una escuela y un puesto de salud.

Un funcionario del Cimi, indicó que por el ataque de los seguidores de Bolsonaro contra dos comunidades indígenas, cuatro personas resultaron heridas con balas de goma y dos jóvenes sufrieron heridas por proyectiles de armas de fuego.

Agregó que una de las víctimas, que llevó un tiro en la pierna, fue atendida en el Hospital de la Vida y luego la dieron de alta. Por miedo, otro indígena también baleado en la pierna no quiso ser socorrido fuera de la aldea.

De acuerdo con los relatos de los indígenas, los ataques ocurrieron en la madrugada del lunes 29 de octubre. El caso más violento, confirmado por la Fundación Nacional del Indio (Funai), fue contra habitantes de la aldea Bororó, una de las varias existentes en el interior de la Reserva Indígena Dourados, en el municipio de Dourados, en Mato Grosso del Sur.

Mato Grosso del Sur, es un área indígena de mayor concentración poblacional étnica del país, con cerca de 13 mil habitantes distribuidos por un área de cerca de 3 mil hectáreas (cada hectárea corresponde a las medidas aproximadas de un campo de fútbol).

Indígenas guaraní-kaiowá de la aldea Bororó relataron a integrantes del Cimi que fueron sorprendidos durante la madrugada del lunes por fanáticos de Bolsonaro que se acercaron a la aldea en camionetas y con un tractor. Igualmente, agregaron que los seguidores del ultraderechista dispararon contra el grupo.

Por otra parte, en el Mato Grosso del Sur, el campamento Sebastião Billar, del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), también fue incendiado por seguidores de Bolsonaro.

El campamento Sebastián Billar, con 240 familias, fue destruido con fuego por seguidores de Bolsonaro

El pasado sábado 27 octubre, un grupo de hombres en una camioneta atacaron el campamento gritando el nombre de Bolsonaro. Una de las cabañas fue incendiada por los atacantes. 

A pesar de la gran pérdida material, las 240 familias que habitan en el lugar consiguieron contener las llamas y no hubo heridos. 

El integrante del Partido Social Liberal (PSL), es un crítico a los derechos de los pueblos indígenas, así como la demarcación para la reserva, además prometió acabar con lo que llamó “activismo ambiental chií”.

 

Compartir