EscritaAnálisis y OpiniónNoticiasNacionalAutocríticaGestión de GobiernoOrganizaciones PopularesPolítica PetroleraDestacado

[LIBERTAD] "La Policía siempre es eficiente cuando se trata de los pobres"

Por David Hernández.-

El día que el presidente Nicolás Maduro conformó la comisión “Alí Rodríguez Araque” para Intervenir la empresa Petróleos de Venezuela (PDVSA) hubo grandes espectativas respecto al nuevo rescate, que esta vez se plantea una batalla contra los corruptos y no contra la llamada “Meritocracia” de la cuarta. 

Sin embargo, la primera acción de esta comisión fue apresar a dos jóvenes profesionales, comprometidos con la Revolución Bolivariana y con una moral intachable que les permitió realizar denuncias contra los gerentes y vicepresidentes.

*Alfredo Chirinos y Aryelis Torrealba* fueron detenidos por el DGCM el pasado viernes, saliendo esposados de la empresa cual delincuentes, no han hablado con sus abogados y mucho menos con sus familiares; por eso alzo mi voz, porque además de una injusticia estamos frente a un acto de aniquilamiento moral de la juventud revolucionaria, aquí lamentablemente lo que hubo fue una gran manipulación en una cortina de “eficiencia y orden cumplida”

Me voy a detener en *Alfredo Chirinos*, un guaro joven que como yo fue dirigente estudiantil revolucionario del Mario Briceño Iragorry y de la UNEXPO, que posteriormente nos vinimos a Caracas con un bolso lleno de sueños y con el pasaje completo a vivir en la Pastora, en un cuarto prestado donde ajuro cabíamos los dos.

Alfredo pasó cuatro años viviendo “arrimado” en la casa de una muy buena amiga que le permitió estar, para posteriormente mudarse a un apartamento que la familia de Aryelis Torrealba, había adquirido hace mucho tiempo. 

Tú los podías ver en su pequeña moto Blanca y su casco rosado por toda Caracas alegres y disfrutando de la vida. ¿Cuántos bienes tienen a su nombre? ¿Como vive, se viste y presume un corrupto?

Un amigo siempre dijo: “en esta vida a hay dos cosas que no se pueden ocultar; la gripe y la plata” y pues Alfredo y Aryelis no tienen nada que ocultar porque no tienen más que moral de sobra.

Los verdaderos corruptos que desangran nuestra industria petrolera continúan al frente dirigiéndola, son los que encabezan esta injusticia, son los que montaron un “peine” y construyeron un chivo expiatorio para salvarse de responsabilidades.

Alfredo y Aryelis son *INOCENTES*, así lo creo y así lo diré donde me pare.

Sobre el autor

Comenta aqui