EscritaLuchasEscritos TatuyNacionalLuchas CampesinasOrganizaciones Populares

[LUCHAS] Bolívar: “Se dieron la tarea de desalojar a las familias campesinas”

La disputa por la tenencia de la tierra ha sido una constante en la historia de Venezuela. Con la llegada del Presidente Chávez al gobierno, se lograron recuperar algunos de los latifundios existentes a favor del campesinado pobre sin tierra y sin recursos para producir. Fueron significativos los avances, y muchas fueron las familias campesinas beneficiadas por dicha avanzada.

Sin embargo, en los últimos años venimos enfrentando una arremetida brutal que busca retomar a sangre y fuego los latifundios recuperados por la revolución, en la que los terratenientes con la anuencia de algunas instituciones del Estado han decidido usurpar las tierras entregadas por Chávez, devolviéndolas a sus anteriores dueños y dueñas o a empresas privadas que ahora “prometen” ponerlas a producir.

Por esta razón, el movimiento campesino organizado, desde hace más de un año, viene juntándose para contrarrestar la restauración latifundista, luchando por el resguardo y la recuperación de las tierras que por varios años han puesto a producir, y de las que vienen siendo despojados. Con tomas, movilizaciones y marchas, el movimiento campesino sigue generando estrategias junto a otras organizaciones sociales para avanzar en la lucha por una política agraria revolucionaria.

Los Tramojos en disputa

El Estado Guárico es el corazón de Venezuela por su forma y ubicación. Cuenta con una gran extensión de tierras, que lo convierten en un territorio con histórica vocación agrícola y pecuaria. Guárico es la puerta de entrada a los llanos venezolanos, y cuenta con tierras ricas por su ubicación geográfica y climas favorables.

Entre estas tierras cultivables se encuentra Camaguán, un centro poblado de la entidad que goza de un vasto territorio lleno de hatos y fincas productivas. En esta zona está ubicado el predio Los Tramojos, rodeado de otros hatos que tienen una larga tradición de latifundistas que se apropiaron de forma fraudulenta e ilegal de grandes extensiones de tierra. El Hato Los Tramojos antes de 2010 no contaba con un registro legal agrario y se encontraba improductivo, desaprovechando las más de 4000 hectáreas que lo conforman. El proceso para comprobar la improductividad del predio se generó a partir de la denuncia que establecieron ante el Instituto Nacional de Tierras (INTI) un grupo de campesinos y campesinas, solicitando además que esas tierras les fueran reasignadas a productores y productoras que aprovecharían mejor las tierras de forma colectiva y familiar.

43 familias ponen a producir “Los Tramojos”

En el 2010 el Presidente bolivariano Hugo Chávez, junto a funcionarios del Ministerio del Poder Popular para Agricultura y Tierras, lograron reasignar la totalidad del Hato los Tramojos a 43 familias campesinas, con la posterior entrega del título de adjudicación agrario. Las familias se activaron inmediatamente a producir alimentos, mayormente de proveniencia animal, como reces, chivos, ovejos, entre otros, además de sus conucos para el sustento familiar, tal como lo expresara Carlos Bolívar, un productor de voz fuerte y actitud receptiva, que vive en la región. Bolívar muy orgullosamente nos dice en su presentación que forma parte de la Plataforma de Lucha Campesina[1], quien además acompañó la Marcha “A pata hacia Caracas”. Nos comenta que su relación con los Tramojos se da porque entre las tierras entregadas, se encuentra la familia de su hijo, quienes durante 7 años de trabajo complementaron su buena producción de carne, leche, queso junto a otros rubros; sólo ellos llegaron a producir hasta 20 kg de queso diarios.

Sin embargo, y sin importar los años de trabajo, les despojaron la casa, se la tumbaron, así como al resto de los campesinos y campesinas que vivían ahí.También les tumbaron los corrales que tenían, abrieron una fosa con una máquina y les enterraron todas las cosas que tenían, al mismo tiempo que tumbaron los alambres; todo esto en conchupancia con la Fiscal Margarita Salazar y algunos otros jueces, junto a José Elías Chirimelli Hurtado, supuesto Gerente de la Agropecuaria Los Tramojos. Bolívar explica que en el momento del despojo, las familias se resignaron, un poco por desconocimiento, otro por miedo, pero después vino la Marcha, se dieron algunas conversas y entendieron que debían emprender la lucha por recuperar la tierra de la que fueron despojados y despojadas.

Vuelve la restauración latifundista

Ese terreno nunca ha sido de Chirimelli Hurtado, aclara Bolívar quien conoce de primera mano lo que allí ocurrió: yo trabajaba en el hato Los Tramojos, al que ayudé a formar. Por causa de una pelea familiar, deciden vender el hato a la compañía “Coromoto”, pero ¿de quién era la Compañía “Coromoto”? De Giovanni Firmani, de nacionalidad italiana, del Doctor Sojo dueño del Matadero Industrial de Caracas y el Señor Ávila Santamaría. Después los Tramojos se convierte en una herencia familiar de los Ávila Santamaría, quienes supuestamente le venden el hato a Chirimelli. Nunca en los documentos aparece que Ávila Santamaría le está vendiendo a Chirimelli, lo que aparece es una venta ficticia que Darwin Firmani, heredero de Giovanni Firmani, le hace, en forma de una venta simple, la cual no está registrada en ningún registro agrario.

Pero como dicha empresa no logra sostener la producción del Hato, los campesinos y campesinas valiéndose de la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario, en el artículo 35[2] donde se especifica que todo(a) ciudadano y ciudadana puede denunciar tierras ociosas o de uso no conforme, proceden legalmente, para que posteriormente el INTI iniciara el procedimiento de rescate autónomo de acuerdo a una medida cautelar de aseguramiento donde se hace la inspección del hato para octubre de 2010.

De esta forma, se siguieron todos los caminos para lograr que asignaran las tierras, así fue como el Ministro Loyo[3] adjudicó las hectáreas a las familias campesinas, y les entregó una carta de permanencia agraria, para que pudieran asentarse en el hato y ponerlo a producir. Primero se hizo la denuncia de la improductividad del hato, después hicieron las revisiones necesarias, confirmando la información de que las 4875 hectáreas estaban siendo desaprovechadas, posteriormente se montó un campamento durante 70 días, para que al final  otorgarán el documento. En adelante, las 43 familiar lograron mantener por 7 años consecutivos la productividad del hato, al punto que todas las familias asentadas llegaron a tener 4780 cabezas de ganado, además de cochinos, yuca dulce y amarga, casabe, pollos, chivos, ovejos, [y por supuesto] el conuco que nunca falta, de 3 a 4 hectáreas de caña de azúcar, frijol, maíz. A pesar de toda la producción que sostenían, siguen sin conocerse las razones que generaron el desalojo forzado de las familias campesinas, así como las circunstancias que rodearon el traspase del documento de permanencia agraria y la entrega del derecho de la tierra a una compañía privada en manos de José Elías Chirimelli Hurtado.

Por lo que cuenta Bolívar tiene mucho que ver con que se haya cambiado el presidente encargado del INTI, que para 2017 era Ávila Bello, quien junto al Gobernador del Estado Guárico tienen las manos metidas en la reasignación de la tierra a privados. Esto se da de la mano también de la jueza Margarita Salazar en San Juan de los Morros; todo ese equipo se dio la tarea de desalojar a las familias campesinas, y como teníamos el desconocimiento en cuanto a la ley, pensábamos -bueno si ya la Jueza, si ya el Gobernador, que para ese entonces era Alcalde, José Vásquez Aranguren, si ellos dicen, qué vamos a hacer-, porque además nos aplicaban desacato, el CICPC metió a unos compañeros presos porque iban pasando a sus predios, “tú no puedes estar aquí” les decían. Para estas familias campesinas ha sido desolador y ofensivo el trato que les han dado, han recibido amenazas de muerte por querer recuperar lo que Chávez les entregó, y que a pesar del desalojo forzado que tuvieron, entienden que deben recuperar sus predios, y así lo decidieron.

Se activa la recuperación de tierras

El 17 de Junio las 43 familias campesinas se unen para recuperar el Hato Los Tramojos, con una acción colectiva que arrancó a las 6 de la mañana[4], y que siempre estuvo sospechosamente “acompañada” por los cuerpos de seguridad del Estado, Dirección General de Contrainteligencia (DGCIM), la Policía de Camaguán y las Fuerzas de Acciones Especiales (F.A.E.S)[5], quienes lejos de resguardar a las familias arremetieron contra ellas. Curiosamente en el lugar también se encontraba el terrateniente José Elías Chirimelli Hurtado, quien en presencia de todos los campesinos y campesinas, la milicia y los periodistas que estaban ahí, me amenazó de muerte, aseguró Carlos Bolívar quien aprovechó el momento para denunciarlo formalmente, y expresar que si alguna cosa me llega pasar a mí, lo hago responsable totalmente, absolutamente, por las palabras que me dijo que me iba a matar. Ese mismo día fue represado por funcionares del F.A.E.S el compañero Jesús Osorio, de la Plataforma de Lucha Campesina, y al mismo tiempo fueron despojados de sus equipos y maltratados por los funcionarios un compañero de Terra Tv, y una compañera comunicadora que se encontraba en el lugar.

En el momento que hablamos con Carlos Bolívar, se encontraba junto a Jesús Osorio en Caracas, y con otros miembros de la Plataforma de Lucha Campesina, planificando las próximas acciones que el movimiento campesino realizará durante las siguientes semanas, y que permitirán continuar la presión, sobre todo desde lo simbólico, y lograr que los acuerdos a los que se llegaron hace un año con el Presidente Nicolás Maduro, la Vicepresidenta Delcy Rodríguez, y el Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, se cumplan. Mientras el gobierno suspende e incumple esos acuerdos, la arremetida en el campo se mantiene. Los terratenientes continúan sus acciones violentas contra los campesinos y campesinas, y ya van 19 compañeros asesinados en lo que va de año, y los predios entregados siguen siendo desalojados paulatinamente por fuerzas del Estado bajo las órdenes de jueces y juezas, con complicidad del INTI.

No se trata sólo del hato Los Tramojos, también hay que contar “El Esfuerzo” en Portuguesa, “La Victoria” allá por la zona Sur del Lago, así como el Hato El Renacer en Barinas, comenta el dirigente campesino Jesús Osorio quien además que el problema de la tenencia de la tierra aquí en Venezuela va a seguir siendo un problema, y no nada más en Venezuela, en el mundo, la situación aquí es muy patética porque después de 8 y 10 años de producción, viene esa arremetida de desalojo.

Vemos esto último como un elemento importante de resaltar, ya que durante la toma que se realiza en el INTI, se logró establecer una reunión con el actual presidente de la Institución, Luis Soteldo, donde se planteó sorpresivamente reasignar las 43 familias de los Tramojos a las tierras del hato “Piritu Becerra”[6] en el Estado Guárico, lo que reafirma, además de un oscuro compromiso con la fraudulenta empresa propietaria de “Los Tramojos”, el poco conocimiento que impera en las instituciones sobre el gran esfuerzo que representa fundar un espacio productivo, y mantenerlo en el tiempo. Sembrar no es una cuestión mágica de tirar semillas y verlas crecer, y mucho menos la cría de animales, todo eso lleva un trabajo más complejo que requiere de entrega total para poder generar el alimento que nutra a las familias venezolanas.

Seguiremos anclados en la ciudad capital esperando que la palabra del Presidente Nicolás Maduro se cumpla. Nosotros como buenos hijos de Chávez y acreedores de un pedacito del territorio nacional, sabemos que tenemos derecho y que vamos a estar allí esperando que ese montón de personas, que deberían ser responsables de sus funciones públicas, cumplan la palabra que empeñó el Presidente. Porque trabajar durante 7 años un terreno, para que te quemen toda la siembra, destruyan el espacio, y después te reasignen en otra tierra sin garantías de que no van a hacer lo mismo, es una forma sutil pero poderosa de destruir la revolución agraria, construida y difundida por Chávez, desde el Estado.


1.- La Plataforma de Lucha Campesina nace para unificar al sector campesino, y que permita hacerle seguimiento a las peticiones y reivindicaciones del sector. Impulsan Plataforma de Lucha Campesina para superar atomización del sectorhttp://www.albatv.org/Impulsan-Plataforma-de-Lucha.html

2.- Gaceta Oficial Nº 5.991 Extraordinario del 29 de julio de 2010. LEY DE TIERRAS Y DESARROLLO AGRARIO

3.- Juan Carlos Loyo, fungió como Ministro para el Poder Popular de Agricultura y Tierras, durante los años 2010-2012 y 2013.

4.- Crónica del desalojo del rescate Los Tramojos. Por Juan José Moreno Escalona y Ketsy Medina Sifontes. http://www.albatv.org/Cronica-del-desalojo-del-rescate.html

5.- Ibid

6.- Inti y Plataforma de Lucha Campesina acuerdan agenda de trabajo http://vtv.gob.ve/inti-plataforma-campesina-acuerdan-agenda-trabajo/

Comenta aqui