EscritaLuchasNacionalComunicaciónEcosocialismoLuchas CampesinasOrganizaciones PopularesDestacado

[LUCHAS] ¿Qué pasa con “La Vieja”?

Una comunidad reconoce la importancia de su organización cuando logra generar un impacto en su entorno, así como en el año 2007, la comunidad del Municipio Simón Planas, y organizaciones aliadas lograron que se diera una declaración extraordinaria: por primera vez se decretó el sector Cerro La Vieja Patrimonio Ambiental y Ecológico del municipio, como resultado de la lucha que se emprendió en contra de la explotación de piedra caliza que estaba llevando a cabo una empresa privada. Esta declaración fue un acto histórico que consiguió una dura contraofensiva por parte de la empresa[1], la cual consiguió que el decreto fuera suspendido.

Se logró que la Empresa Cal Sarare no volviera a extraer piedra caliza para aquel momento[2]. Actualmente, sin ninguna protección legal, el Sector del Cerro la Vieja se encuentra amenazado de nuevo por empresas privadas (con alianzas al sector gubernamental) que quieren retomar las actividades mineras y económicas en la región, lo que ha impulsado que los pobladores y pobladoras vuelvan a alzar sus voces en defensa del cerro.

¿Qué pasa en el Cerro La Vieja?

El Cerro La Vieja está ubicado en el asentamiento campesino el Torrellero, en el Municipio Simón Planas del Estado Lara. Tiene aproximadamente 520ha, con formaciones de rocas calizas, y una vegetación predominada por un bosque seco pre-montañoso. Tiene alrededor de 40 cuevas[3], siendo algunas de ellas disfrutadas de forma turística, espiritual o recreativa, tanto por los pobladores y pobladoras de la zona, como de zonas aledañas. Es el corazón ecológico del Municipio

Este accidente geográfico fue declarado en el año 2007 Parque Municipal y Patrimonio Ambiental y Ecológico del Municipio Simón Planas, según Decreto Municipal N° 006 publicado en la Gaceta Oficial N° 0344[4], después de una larga lucha que la comunidad emprendió para que se prohibiera la explotación de piedra caliza en el lugar. Posterior al decreto y a la suspensión de las actividades de la empresa, la misma presentó una demanda al Municipio y logró que el decreto fuese anulado. A pesar de que la actividad minera cesó por un tiempo, actualmente se han evidenciado actividades de exploración y explotación en el cerro, desconociéndose cuáles son las intenciones reales que se tienen, porque el silencio de los implicados sólo ha sumado a que se generen especulaciones alrededor de los que viene ocurriendo en el cerro, que ya no es secreto para nadie.

Nos pusimos en contacto con dos compañeros, habitantes del Estado Lara, que están activos en la defensa del cerro. Primero hablamos con José Luis Sifontes quien es un pequeño productor, principalmente de maíz, en el asentamiento campesino El Torrellero.  

La explotación había estado parada gracias a la lucha que en aquella oportunidad emprendió la comunidad, hasta hace poco que comenzaron de nuevo las detonaciones, nos comenta. Al mismo tiempo hay mucho movimiento de tierra, movimiento de maquinaria pesada y camiones. Entran y salen vehículos con las siglas de la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (CAVIM), y además se sabe que el Instituto Nacional de Tierras (INTI) le otorgó el permiso para que pudieran asentarse en el cerro quienes custodian la explotación.

Lo efectos de la intervención son cada vez más visibles; por ejemplo parte del curso del rio fue cercado con alambres de púas impidiendo el acceso, han quitado gran capa vegetal de parte de la zona y han venido expropiando las tierras a los productores y productoras para hacer un corredor de parcelas que les permita llegar a las líneas férreas. Algunos pequeños propietarios y propietarios, que no quieren ceder sus tierras, son víctimas de amedrentamiento y despojo de sus espacios. Hay compañeros que se están presentando en instancias judiciales, porque les sembraron armas, los acusaron de paramilitares, les abrieron expedientes judiciales. Están bajo régimen de presentación. Hay otros compañeros campesinos a los que también se les han arrebatado sus tierras; que históricamente las han tenido ahí.

Fotos: Marcelo Volpe y Katrina Kozarek. (https://venezuelanalysis.com/images/14507)

Para justificar la adquisición forzosa de dichas tierras, se argumenta que tienen muy baja productividad. A lo que agrega José Luis, este argumento cae por su propio peso, porque nosotros y nosotras, que habitamos aquí lo que tenemos son conucos, nosotros y nosotras somos pobres, los y las pobres en este país no tenemos oportunidades de sembrar, a menos que consigamos un crédito con el Estado. Hoy es 27 de Mayo ¿verdad? Hoy 27 de mayo va más de un mes que empezó el ciclo de lluvia en este país. Y aquí ningún productor, ni pequeño ni mediano, ha logrado sembrar maíz con financiamiento del Estado, porque el Estado hasta aquí no ha otorgado ningún crédito. Se siente en su voz un poco de rabia y decepción, que mezcladas se transforman en un poderoso impulso que no detendrá su convicción por lo que hace.

¿Cómo es la vida en la zona?

Quisimos reconocer como es la cotidianidad del lugar, qué actividades económicas se dan en la zona, como se desarrollan, cuál es la situación del agua, y cómo es la relación que tienen los habitantes con la montaña. Sobre la producción agrícola en el cerro, hay una parte que es utilizada para pequeños conucos, y alrededor es producción netamente agrícola aclara José Luis. Básicamente en el cerro la producción es muy poca, hay pequeños productores, los que han sobrevivido, los que han logrado quedarse allí, porque de resto fue todo desocupado y en este momento lo tienen son ellos, y se siente la distinción  de lo ajeno en su voz, la empresa privada. El cerro es un bosque protegido, así que la ganadería está ubicada en la parte baja, no en la montaña, ni en las nacientes de agua. Hay más de 1.600ha de vocación agrícola, alrededor del Cerro la Vieja, de distintos pequeños productores.

Fotos: Marcelo Volpe y Katrina Kozarek. (https://venezuelanalysis.com/images/14507)

Nosotros en este momento no sabemos que se está explotando, porque aquí no se ha presentado ningún funcionario a decirnos que es lo que está ocurriendo en el cerro; se dice que se está explotando piedra caliza[5], otros dicen que se está sacando coltán. Hay un vacío de información por parte de las instituciones del gobierno, y la empresa privada sobre lo que se está explotando, y muchos pobladores y pobladoras entienden ese silencio como complicidad entre el Estado y la empresa privada.

A pesar de no conseguir apoyo por parte de algunas instituciones del Estado en la defensa del lugar, como comunidad organizada nos hemos juntado para que la lucha sea colectiva. Se hizo un Comité Pro-defensa del Cerro La Vieja, al mismo tiempo que hay un conjunto de organizaciones que están activas, como la Junta Ambiental del Municipio, también el constituyentista Ángel Prado, algunos y algunas jóvenes misioneres, feligreses, se sumó el párroco de la Iglesia San Nicolás de Bari, los Consejos Comunales en torno al Cerro la Vieja: Torrellero Agrícola, Torrellero Pecuario, Las Parcelas, El Cacao, la Comuna El Maizal. Nos explica que los consejos comunales que menciona forman parte del ámbito territorial de la Comuna Sarare, que está en proceso de reconfiguración y no se ha sumado en la agenda de defensa, los voceros de dicha Comuna están incorporados a la línea del alcalde, de la gobernadora, y no responden a los intereses de la comunidad nos dice.

Comité Pro Defensa del Cerro La Vieja

José de Sousa Infante, miembro de la Fundación Guardián, es guarda parques voluntario, y responsable de comunicaciones del Comité Pro Defensa del Cerro La Vieja. El comité es una organización nacida, en el seno del pueblo de Simón Planas, para defender el parque municipal como patrimonio ecológico. Nos explica que el daño ambiental se viene dando desde 1993 cuando la empresa Cal Sarare comenzó la explotación de la piedra caliza, posteriormente para 2015 aparece una industria que se llama Corporación VeneLara, presuntos proveedores de CAVIM, quienes llegaron primero con un supuesto proyecto agrícola de cría de cabras y ovejos de carne para exportación, consiguiendo que a través del INTI se le asignaron unas tierras en el Cerro La Vieja, alrededor de 70 hectáreas. Posteriormente nos enteramos que van a empezar operaciones mineras.

Para el 2017 hubo una reunión en la alcaldía sobre dicho proyecto agrícola, entre la comunidad y el señor Jorge Alberto Rodríguez Moran, quien figura como responsable del proyecto, quien frente a la comunidad y los presentes dijo que no iban a explotar cal ahí, porque él tiene una concesión minera en San Felipe. De repente cambiaron el objeto de la empresa, y salieron con que van a explotar minería. Se sabe que él ha cambiado el nombre comercial de distintas empresas varias veces porque ha tenido expedientes abiertos por fiscalía, por daños ambientales. Ahorita, la última que creó se llama Corporación VeneLara con un objeto amplio, supuestamente agricultura, minería, comercio exterior. Hay varios asociados ahí, y que nosotros decimos que son testaferros de alguien de más peso, que no sabemos todavía quién es. Según lo confirman las personas de la comunidad, Jorge Rodríguez Moran es quien está amenazando, y acosando a los parceleros y parceleras del lugar. Quien además se ha visto señalado por una estafa millonaria echa al Estado Venezolano[6], entre otras denuncias que hay a su nombre.

Fotos: Marcelo Volpe y Katrina Kozarek. (https://venezuelanalysis.com/images/14507)

Estos elementos hacen que para la comunidad este personaje sea visto con recelo, inseguridad, y desconfianza; les dijeron que sería un proyecto agrícola y ya han escuchado detonaciones, hasta el propio Director del INTI Lara, Yoel Morales (que a su vez es director del Instituto de Minas Jacinto Lara), me dijo que iban a explotar el cerro por veinte años, pero que no nos preocupáramos que iba a ser sólo un ¼ de hectárea. Y nuestro reclamo es que ese es un sistema de cuevas interconectados, si tu explotas un extremos puedes generar un derrumbe en las cuevas[S1] [S2] . A lo que suma José de Sousa, ellos están violando toda la normativa ambiental, la ley de agua dice que en la franja de 300mts de un cauce de agua no puede haber explotación de ningún tipo. Ellos han “terraseado”, han asfaltado la carretera, y se cree que ellos tienen ahí los durmientes de la vía férrea, para crear un canal y conectarse con la vía férrea, con la finalidad de hacer un puerto seco. Entonces toda esa exploración es imposible que sea sólo para explotar cal, porque en el Municipio Simón Planas hay varios lugares donde se saca cal, y nunca había habido un despliegue militar ni de nada de eso. Hicieron una cantidad de vías grandísimas, casi que le dieron la vuelta al cerro con esas vías. Éstas y otras demandas son las que la comunidad está presentando, y por lo cual van a seguir activos en defensa del Cerro La Vieja, porque el proceso ha sido muy oscuro, las partes implicadas en la explotación no se tomaron la tarea de hacer una consulta pública enturbiando el proceso.

Para entender las razones por las que despierta el reclamo contra la explotación de piedra caliza o cualquier otro mineral en el sector del Cerro La Vieja nos interesó saber cuáles son los efectos de dicho aprovechamiento: primero van a remover toda la capa vegetal, de un bosque que es seco tropical, los cuales tienen problemas para regenerarse rápido porque sufren un déficit de agua. Segundo el cerro es una cuenca hidrogeológica, gracias a la piedra caliza el agua se filtra, toda la parte interna del cerro es un reservorio de agua, cuando empiecen a remover la vegetación, y la explotación van a afectar la capacidad que tiene el cerro de retener agua. Tercero con la actividad minera, el paso de la maquinaria va generando que se aleje la biodiversidad hasta 50mts de profundidad. Las explosiones van a perturbar la fauna, y progresivamente van a derrumbar todo el sistema de cuevas. Con respecto al agua agregaque va a dejar de salir con la misma calidad, porque el agua se va filtrando como proceso natural, pero cuando ya se remueva la piedra, entonces puede caer la piedra directamente al cuerpo de agua, contaminándolo, va a venir un agua con alto porcentaje de cal. La gente riega con el agua que baja del cerro, alimenta los animales, pero cuando empiece la explotación no se va a tener certeza de la pureza. Esto es si sólo se explota piedra caliza, imaginen lo que puede pasar si los minerales que se explotan son coltán, oro, incluso se ha rumorado que puede haber uranio.

Fotos: Marcelo Volpe y Katrina Kozarek. (https://venezuelanalysis.com/images/14507)

Plan de la Comunidad

Ante tal desfachatez por parte de la empresa privada y de las instituciones públicas es necesario unir fuerzas para conseguir que la minería ilegal no se apodere de nuestros espacios de vida y cotidianidad, por esto la comunidad organizada del Municipio Simón Planas, junto a activistas y organizaciones del Estado Lara se juntaron para crear un agenda que les permita visibilizar su lucha, y además ganar afectos a nivel nacional. Para esto comparten la agenda de los próximos días, y piden la mayor difusión que se pueda hacer para que todos y todas estemos atentos de lo que pasa en el Cerro La Vieja. Para el 5 de Junio se tiene organizada una marcha, que partirá de la parroquia La Miel hasta la Plaza Bolívar de Sarare, culminando con actos culturales y la entrega de un documento en la Alcaldia del Municipio. Además se está planificando una movilización hasta Caracas, de productores y productoras, junto con el Comité en Pro Defensa del Cerro la Vieja, donde formalicemos una denuncia en la Fiscalía General de la Republica solicitando que cese la explotación del Cerro la Vieja, y para sumar convocaremos una rueda de prensa. Se debe mostrar que esta actividad además de ser irregular e irrespetar códigos y leyes ambientales, ha ignorado un logro conquistado en el 2007, que fue suspender la explotación minera. La comunidad está clara en lo que quiere y lo seguirán expresando mientras puedan hacerlo, para conseguir acciones reales y legales que les permitan seguir disfrutando de un bien natural y un patrimonio del municipio. #LaViejaSeRespeta

Fotos: Marcelo Volpe y Katrina Kozarek. (https://venezuelanalysis.com/images/14507)

[1] https://vlexvenezuela.com/vid/sociedad-cal-sarare-simon-planas-lara-301634042

[2] http://lara.tsj.gob.ve/DECISIONES/2007/MARZO/622-30-KP01-P-2007-000092-.HTML

[3] https://www.aporrea.org/actualidad/a257506.html

[4] (Ibid.)

[5] Minerales no metálicos. La industria minera trabaja en la explotación de minerales como calizas, arcillas rojas, arenas y gravas; se estima que las calizas existentes en El Torrellero, cerca de La Miel, tienen un valor comercial importante, por tener enormes reservas según investigaciones realizadas por el Ministerio del P.P. de Petróleo (http://www.laraenred.com/atlas2017.pdf)

[6] https://www.primicias24.com/nacionales/105508/denuncian-en-fiscalia-a-two-way-enterprise-y-seguros-piramide-por-estafar-al-ife


Comenta aqui