EscritaEntornoAnálisis y OpiniónCultura

[OPINIÓN] Alimentarse sano es subversivo

*Por: Dr. Ricardo León

Especialista en Medicina Interna e Investigador

Hay pocos en el resquicio de la vida siendo asediados con suma reticencia para evitar ese paso entre el comer lo que nos da la “gana” y lo que nos hace “daño”, pues precisamente no hemos pequizado la información nutricional suficiente de lo que debemos o no comer para estar sanos, vivimos en una sociedad donde se invierte mucho más en Balas y en la oferta engañosa de comernos la basura que nos vende la dolarizada empresa armamentista con sonrisa de payaso.

Los pocos que acuden al resquicio de la vida en su valiente travesía reciben un bullying increíble por toda la maquinaria propagandística y la “sociedad” de consumo, al punto de satanizar esa búsqueda incansable por burlar las formas impuesta de consumo, ese intento casi natura de los seres humanos por no seguir envenenándose, al punto de ridiculizar sus esperanzas de no terminar siendo parte de las pagadas estadísticas del sistema.

Es que la alimentación en el mundo actual es un hecho casi Esclavista, Feudal, casi de las cavernas, sin extrapolarse mucho quienes en el resquicio intentan huir de la muerte declarada se encuentran muros de contradicciones, callejones sin salida “ilustrados”, estudios científicos que generan duda e información nutricional que no informa, que engaña, además lo que es peor, cuando sin remedio enferman, entran en ese laberinto sin salida que es el sistema “sanitario” impregnado de una inclemente cultura de la Reticencia Médica.

No es Google quien tiene la respuesta, no está en los libros tampoco, no está en la vida de los que “tienen la experiencia”, el sistema se ha encargado por años de esconderle, de burlar, de que entres en duda, pues parece paradójico esto, quienes te hacen daño dicen que te ayudan, quienes te podrán ayudar están resguardandose de las rafagas inclementes que les tiene el sistema cuando se asoman o si quiera intentan que las veas.
La mejor forma de alimentarse es llenando tu cabeza primero, de ideas no impuestas, de formas de vida no obligadas, en la demografía está la clave, en la ciencia no prepagada están los códigos no descifrados, quizá una salida urgente sería encriptar nuestras esperanzas y desencriptarlas en las manos de quienes consigamos atravesando la peligrosa línea del resquicio y la paciencia con conciencia.

Al sistema actual le interesa y le es rentable que te enfermes, pues sus “grandes academias” invierten todos sus esfuerzos en Enfermedades y no en nutrición o construir salud, sus estudios más grandes se financian por las más grandes empresas que distribuyen todo aquello que te enferma. 
Entonces es lógico lo que ocurre, es lógico que intentes escapar a todo esto cuando entras en cuenta, pues eso ya lo había pensado quien creo “El Problema”, para eso también inventó la formas de respuestas, es esa misma que te pone en duda, que te hace que cuando leas estas líneas sientas que perdiste el tiempo al intentar escapar por el resquicio de la puerta.

Sobre el autor

Comenta aqui