EscritaAnálisis y OpiniónAnálisis NuestroEscritos TatuyNacionalAutocríticaDerechasGestión de Gobierno

[OPINIÓN] Amoroso con el enemigo.

Recientemente asistimos a un evento que resalta por su peculiaridad. Reseña la página web eljoropo.com: “Este jueves, el diputado a la Asamblea Nacional por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Elvis Amoroso sostuvo una reunión con el presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, en las instalaciones del Hemiciclo”.

¿Peculiar por qué? ¿Qué implicaciones tiene que un diputado socialista se reúna con el gremio empresarial venezolano?

Antes de intentar responder leamos lo que dice Amoroso en su declaración: “Es importante conocer la visión de la nueva junta directiva (de FEDECAMARAS) y decirle que la mayoría de la AN tiene la intención de trabajar con el sector privado empresarial, que es fundamental para el repunte que desea toda Venezuela”.

¿Cuál mayoría? ¿De qué clase de repunte habla?

Amoroso ratificó además que “es necesario restituir la confianza que se ha perdido gracias a ciertos sectores que han apostado a la desestabilización”.

¿Restituir la confianza entre quienes? ¿Entre Fedecamaras y el Gobierno Revolucionario? ¿De cuándo acá se trata de un problema de confianza?

Después de leer una noticia de este talante, surge un sin fin de dudas, confusión e indignación.

Si estamos en una Guerra Económica, tal como lo dice Maduro y todo el mundo, ¿cómo es posible que pretendamos ganarla sentándonos a conversar con el enemigo? ¿En qué momento el conflicto con FEDECAMARAS pasó a ser un problema de desconfianza? Si ahora resulta que FEDECAMARAS no es el enemigo, ¿entonces quién lo es? ¿Y si no hay enemigos, a qué clase de guerra nos convoca el gobierno a pelear?

Mientras que Amoroso declara colaboración con el enemigo histórico, con los bachaqueros auténticos, la guerra contra el pueblo y el saqueo a la patria se agudiza.

El pacto con el enemigo es el camino a la derrota. La crisis de hoy es el resultado de una cadena de pactos, complicidades y acuerdos que cabalgan junto a la ambiguedad y la blandenguería de un gobierno que busca clemencia, sensatez, y restitución de la confianza en una clase social que históricamente ha declarado la guerra a cualquier intento de emancipación del pueblo.

Si no se corrige el rumbo, y se insiste en el camino reformista del diálogo con quienes desangran al pueblo, nos tocará reescribir el Manifiesto de Cartagena, ahora analizando las razones de la caída de la Quinta República.

Editorial Programa de Radio Comunicando Revolución transmitido por la Radio YVKE Mundial. 8 de agosto de 2015

Sobre el autor

Comenta aqui