EscritaLuchasAnálisis y OpiniónNacionalOrganizaciones PopularesDestacado

[LUCHAS] Ejército Productivo Obrero: “La clase obrera está llamada a tomar un paso en frente”

EPO Tatuy Luchas

De muchas cosas depende el éxito de nuestra revolución, y una de ellas, de las más importantes, es el papel de la clase obrera.” Hugo Chávez, 31 de agosto de 2012.

El Ejército Productivo Obrero se define como “un ejército no convencional para ganar una guerra no convencional”.

En medio de una crisis que ha golpeado fuertemente el aparato productivo venezolano, un grupo de obreros de las industrias básicas de Guayana decidió juntarse y organizar jornadas de trabajo voluntario para reactivar medios de producción paralizados.

La iniciativa terminó tomando forma en lo que se conocen ahora como “batallas productivas”. Contando con más de 2000 trabajadores alistados a lo largo y ancho del país, el Ejército Productivo Obrero ya ha realizado 14 batallas productivas (ver infografía) desde el año 2016. Entre estas se cuentan intervenciones fábricas como La Gaviota (Edo. Sucre) o la Comuna El Maizal (Edo. Lara-Portuguesa). Una de las batallas más “épicas” tuvo lugar en el Complejo Refinador de Amuay, en Paraguaná (Edo. Falcón).

Mapa de las diferentes “batallas productivas obreras” del EPO. (Utopix)

Sergio Requena, miembro del EPO, explicó a Tatuy TV que uno de los principales retos de la organización es su “consolidación” a nivel nacional. El EPO se divide territorialmente a través de las REDI (Regiones Estrategicas de Defensa Integral), y Requena subrayó que una mejor estructuración permitirá desarrollar el trabajo de forma más efectiva.

Además, dijo que la organización busca una mayor independencia económica, en medio de esta crisis, que le permita seguir interviniendo para rescatar la producción. Requena adelantó también que en este momento se están desarrollando contactos con diferentes organizaciones, empresas, comunas, para preparar las próximas “batallas”.

“Dónde haya reservas morales, capacidad de indignación y voluntad de hacer, allí va a estar el EPO haciendo la recuperación operativa de esas entidades de trabajo para que puedan satisfacer las necesidades del pueblo venezolano,” resaltó Requena.

El Ejército Productivo Obrero lanzó recientemente una página web, hecha en colaboración con el colectivo Utopix. Según Requena, el objetivo es dar a conocer el trabajo del EPO en Venezuela y a nivel internacional, de forma a que otros trabajadores y trabajadoras se puedan sumar.

Por su parte, Utopix es una comunidad de diseñadores gráficos, agrupando muchos de los integrantes del Comando Creativo. Desarrolla diferentes actividades desde una perspectiva de construcción colectiva que permita acompanar las luchas tanto en Venezuela como en el mundo.

Su colaboración con el Ejército Productivo empezó a mediados de 2019, con un desafío llamado “Logotopia” que tenía precisamente el objetivo de trabajar la identidad visual del ejército productivo.

Logo del Ejército Productivo Obrero, diseñado por Utopix.

César Mosquera, miembro de Utopix, explicó a Tatuy TV que la colaboración con organizaciones como el EPO es parte fundamental de la visión del colectivo.

“Para la comunidad Utopix, la articulación con otras organizaciones y el trabajo por la clase trabajadora son cuestiones fundamentales. Es poner el oficio que hacemos al servicio de construir la sociedad que buscamos, de manera conjunta”, detalló.

En la misma línea, Mosquera defendió que la página web del EPO y la herramienta de alistamiento son “un aporte en un frente de lucha”, que permiten no solo la comunicación sino también “el crecimiento cualitativo y cuantitativo de la organización”. Añadió que Utopix está igualmente preparando una intervención en una fábrica recuperada donde el Ejército Productivo tiene fuerte presencia.

A escalas y niveles diferentes, tanto Utopix como el Ejército Productivo Obrero representan valiosas propuestas a contra-corriente en el contexto venezolano actual.

La crisis económica ha empujado a los trabajadores y trabajadoras con formación técnica hacia la migración o la búsqueda de “emprendimientos” individuales. En cambio, Utopix plantea el trabajo colectivo y una agenda que acompañe las luchas populares. En sus palabras, busca una “comunicación visual alternativa para el post-capitalismo”.

Por su parte, la visión del EPO está diametralmente opuesta a una política económica que busca ofrecer un rol cada vez más importante al sector privado, y a la inversión extranjera. En contraste, el EPO reivindica el papel de la clase obrera y su capacidad de rescatar la producción para sostener el horizonte socialista en Venezuela.

En esta línea, Requena se mostró optimista y seguro del papel de la clase trabajadora venezolana, y del EPO en particular como referente en esta lucha.

“La clase obrera, liberada y liberadora, está llamada a tomar un paso en frente, para transformar esta realidad a través de hechos concretos,” concluyó.

Sobre el autor

Comenta aqui