EscritaLuchasAnálisis y OpiniónEscritos TatuyNacionalEconomíaLuchas CampesinasOrganizaciones PopularesDestacado

[LUCHAS] Pedro Camejo: otra víctima de las “alianzas estratégicas”

Pedro Camejo Portuguesa

Alianzas estratégicas en tiempos de crisis

El fantasma de la privatización es cada vez más visible en Venezuela. Con una economía en crisis duramente golpeada y asediada por las sanciones norteamericanas, la respuesta del gobierno bolivariano ha sido conceder más y más ventajas al capital. Tanto a nivel de políticas como a nivel discursivo, el empresariado privado es planteado como el actor que resolverá la crisis venezolana.

La creciente apertura al sector privado tiene varios frentes. Uno es el de la desregulación, con la eliminación de los controles cambiarios o arancelarios, a través del cual el gobierno alega podrá estimular la inversión. Otro, es el de involucrar directamente a empresas privadas en actividades del Estado, como los CLAP, y finalmente un tercero es la privatización, parcial o total, del patrimonio del Estado, desde empresas de transporte hasta la industria petrolera.

Aroldo Pérez habló con Tatuy TV sobre la “alianza estratégica” en la empresa Pedro Camejo.

Tatuy TV conversó con Aroldo Pérez sobre la “alianza estratégica” que se está dando en la empresa Pedro Camejo del Estado Portuguesa. Aroldo es vocero de la Comuna Río Buchí y junto con la comuna lucha por exigir transparencia sobre la situación y el rescate de la empresa. Sobre las alianzas con el sector privado, denunció que “hay una tendencia a privatizar” justificada por la coyuntura económica y el bloqueo estadounidense:

“Se están justificando precisamente esas “alianzas estratégicas” que ponen en riesgo el proyecto original, que es empoderar al pueblo. Vemos estos procesos con mucha preocupación”, explicó. Apuntó también al hecho de que los intereses de la burguesía son antagónicos a las luchas del pueblo.

Pérez no tuvo dudas en calificar la política de alianzas con el sector privado como “una traición”, rechazando la tesis de que no hay alternativa: “Reconocemos que hay una guerra económica, pero también tenemos fuerza, tenemos experiencia, y el pueblo puede asumir estas responsabilidades. Estamos a tiempo de corregir estas acciones que pueden tener consecuencias en un futuro inmediato para la Revolución Bolivariana”, vaticinó.

El caso de Pedro Camejo

La Empresa Socialista Pedro Camejo fue creada en 2007 por el Comandante Chávez. A través de diferentes convenios con empresas de Argentina, Brasil, China e Irán, la empresa tenía el objetivo de poner maquinaria agrícola al servicio de los pequeños y medianos productores. En paralelo a la redistribución de la tierra, el objetivo era impulsar la producción soberana en el campo venezolano.

La crisis de los últimos años se ha reflejado en la empresa con un patrón de desinversión y quiebre que abre puertas a la privatización. Por otro lado, esto aumenta aún más las dificultades para los pequeños productores, encuadrándose la prioridad de inversión y financiamiento hacia los grandes productores agrícolas y agro-industriales.

“Ya está privatizada la empresa. Por lo menos el caso de Turen (Estado Portuguesa) se instaló una empresa de vigilancia privada y el pueblo ya no puede acceder a las instalaciones,” relató Pérez a Tatuy TV. Expresó también que no hay en este momento contraloría sobre la maquinaria que se está entregando a la administración que va a asumir el control.

Pérez señaló también que el caso de la empresa en Portuguesa no es el único. En el marco de la “descentralización”, los activos estatales se vienen transfiriendo a las gobernaciones, que luego los abren al capital privado. El sector del gas doméstico viene siendo un ejemplo de la descentralización, con la creación de empresas mixtas como Gas Nevado (Mérida).

Además de Pedro Camejo, otras empresas en el estado están pasando a manos privadas, como el central azucarero Santa Elena. Otro caso importante es de la Pedro Camejo en Lara, la sede de la empresa a nivel nacional, donde también se está planteando la privatización.

La “alianza” en el Estado Portuguesa se está haciendo con un empresario cercano a la gobernación que posee grandes cantidades de tierra y maquinaria. Por razones de seguridad, Pérez optó por no nombrar los actores involucrados. Añadió que la empresa pretende recuperar la maquinaria y prestar el mismo servicio, pero que los costos para acceder serán insoportables para los pequeños productores.

Maquinaria abandonada de la empresa Pedro Camejo en Uraciche, Edo. Yaracuy (Prensa CRBZ)

Un aspecto particularmente simbólico de la entrega de Pedro Camejo, según Aroldo, es que se borraron los murales que estaban pintados en las paredes de las instalaciones y se quitó el busto de Pedro Camejo [conocido como “Negro Primero”, uno de los héroes de la lucha independentista].

“Es un mensaje: borrar todo lo que el Comandante Chávez construyó”, concluyó, apelando al Presidente Maduro para que revise esta llamada “estrategia”.

Hacia el rescate de la empresa

“Nuestro objetivo fundamental es que [Pedro Camejo] vuelva a las manos del pueblo”, dijo Aroldo Pérez de forma concluyente. Sin embargo, recalcó que todas las acciones serán emprendidas “en el marco de la Constitución”.

“Nosotros somos un pueblo responsable, que asumimos con madurez las luchas sociales,” explicó. La lucha en este momento está agrupando comunas y movimientos campesinos en defensa de un instrumento fundamental para la producción agrícola. También está involucrado el sindicato de los trabajadores de la Pedro Camejo.

Los procesos de descentralización suelen venir acompañados de flexiblización laboral y despidos. Aunque en este caso no se haya definido nada al respeto todavía, el sindicato está sumado a la lucha por recuperar la empresa.

“Estamos allí reunidos sindicato, bloque de comunas, y el movimiento campesino. Está planteada esa unión de todas las corrientes del pueblo organizado, para ir a la defensa de lo que pertenece al pueblo históricamente”, enfatizó. “Somos una sola clase, identificada bajo un propósito y un proyecto.”

Pérez insistió que un primer paso debe ser la revisión de la base legal de los convenios que se están estableciendo con las empresas privadas. En seguida, y manteniendo el rescate de la empresa en el horizonte, los movimientos populares plantean establecer mesas de trabajo con la gobernación. De esta forma podrán acompañar los procesos y asegurar la máxima transparencia posible.

El vocero comunal reconoce que la gestión de las empresas estatales ha tenido muchos errores, cuestionando “los principios y valores” de las personas asignadas a los cargos de responsabilidad. Al mismo tiempo, señala que el pueblo también tiene “co-responsabilidad” en la situación actual de esta y otras empresas, y que uno de los desafíos en revolución es “convertir los errores en acciones victoriosas.”

Cosechadoras de la Pedro Camejo en Turen, Edo. Portuguesa, en 2014 (Prensa Ministerio Agricultura)

La naciente Unión Comunera, según argumentó Pérez, crea un contexto favorable para la lucha y tiene la responsabilidad de “rescatar el espíritu revolucionario chavista”. Se trata una organización que busca agrupar diferentes expresiones de poder popular en una plataforma política nacional, y varias comunas que la integran tienen una trayectoria de disputa por los medios de producción.

Aroldo insistió en que la empresa Pedro Camejo “debe retomar el objetivo original, cómo lo definió el Comandante Chávez, que era brindarle al pequeño y mediano campesino las herramientas para que tenga una producción eficaz, de calidad, tecnificada.”

“Pedro Camejo es fundamental para el desarrollo de la Revolución Bolivariana,” concluyó.

Sobre el autor

Tatuy Televisión Comunistaria Mérida, Venezuela
Tatuy Tv es un colectivo de trabajo comunicacional venezolano, revolucionario y comprometido con la construcción del Socialismo.

Comenta aqui